En los tiempos en los que vivimos, una de las formas más usadas por los pacientes para poder comunicarse con su médico es a través de la videoconsulta médica, algo que hace años era impensable pero que, hoy en día, es ya una realidad que parece que ha llegado para quedarse. Son múltiples los beneficios que presenta la videoconsulta médica como son ahorrar costes y tiempo y la eliminación de las barreras geográficas.

Son muchas las plataformas que te permiten hacer videoconsultas

Son muchas las dudas que le surgen a los profesionales de la salud a la hora de realizar una videollamada a sus pacientes. La principal es qué plataforma o aplicación utilizar para hacerla. Son muchas las herramientas que existen hoy en día para hacer videollamadas con tus pacientes como Skype, Telegram, Duo, WhatsApp y muchas más aplicaciones que te permiten ver y escuchar a tu interlocutor sin ningún tipo de interferencia. Lo único que necesitarás para una videoconsulta con tu paciente será un dispositivo electrónico (como tablet, smartphone u ordenador), contar con una buena conexión a Internet y, sobre todo, ganas de dar el salto al mundo digital.

A la hora de hacer una consulta médica a través de videollamada, son varios los aspectos que deberías tener en cuenta para que esta sea perfecta. Una videoconsulta médico tiene que cumplir las mismas garantías de seguridad en la protección de datos y la información, sobre todo cuando existen sistemas electrónicos de por medio que registran audio y video.

El multidispositivo es una de las características de los pacientes de hoy en día

Sobre todo, debes utilizar una plataforma segura que contenga todas las medidas de protección establecidas por la normativa, así como un cifrado de la información desde el punto de entrada al de salida, para que la información pueda ser interceptada, ya que sino, estarás incurriendo en una infracción grave y una multa elevada.

Hoy día, la mayoría de smartphones cuentan con conexión 4G a Internet, por lo que no tendrás ningún problema en la señal de audio y video durante tu videoconsulta, haciendo que sea perfecta y tanto paciente como médico puedan comunicarse a la perfección, sin interrupciones.

Además, en la época en la que vivimos, el multidispositivo es uno de los elementos clave en el día a día de los pacientes, por lo que sería importante que los pacientes tengan siempre la posiiblidad de decidir qué dispositivo van a utilizar para tener la cita médica y también poder elegir dónde van a estar, algo que le hará tener muchas menos limitaciones espaciales y temporales; es decir, te podrán consultar dónde, cuándo y cómo quieran.