La sanidad privada, cada vez, tiene más usuarios y es que son muchos los que prefieren disfrutar de algunas de las ventajas que tiene el disponer de un seguro médico privado para tratar tus enfermedades y dolencias. Si estás pensando en contratar un seguro médico privado, a continuación te ofreceremos algunas de las clave y consejos para contratar el que mejor se adapte a tus necesidades.

1.- Solvencia de la compañía

Antes de contratar un seguro privado, debes certificar que la aseguradora que elijas tiene una probada solvencia económica y profesional dentro del sector. Es decir, debe ser especializada en el ramo de la salud, porque así te ofrecerá todas las prestaciones que buscas. Si no te suena mucho el nombre de la compañía, haz una búsqueda en Internet para descubrir su filosofía, ética, sus ofertas y algunas opiniones de otros usuarios que ya han hecho uso de sus servicios.

2.- Coberturas y exclusiones

Las necesidades tuyas y de tu familia son las que te van a guiar para saber qué coberturas te convienen. Lo mejor es que pidas siempre un listado con todas las prestaciones de la póliza. Además, antes de contratar tu servicio médico, debes aclarar las enfermedades que padeces y si tienes alguna deficiencia física o psíquica. Ya con esta información, la compañía tiene la libertad de rechazarte, aunque la mayoría aceptan enfermedades conocidas y a personas con discapacidad.

3.- Períodos de carencia

Es el tiempo que transcurre entre el alta de la póliza y el día en que puedes empezar a utilizar algunos servicios. Para las hospitalizaciones o intervenciones quirúrgicas, suele haber una carencia de 6 meses, para la asistencia al embarazo o al parto suele estar entre los 8 y los 10 meses, para tratamientos de reproducción asistida, en torno a los 2 años y para pruebas diagnósticas o análisis complejos, entre 3 y 6 meses.

4.- Copago

En algunas compañías, existe el copago, que es el importe que debe abonar un asegurado por hacer uso de un servicio médico. Esto lo que hace es abaratar el precio fijo de la cuota mensual.

5.- Médicos y hospitales con prestigio

Una de las principales razones para contratar un seguro privado, es el cuadro médico, es decir, los especialistas de los que vas a disponer. Mira en la página web si están los médicos que tú crees que cuentan con el prestigio necesario. Asimismo, te interesará saber cuáles son los hospitales y clínicas de referencia, cómo son sus instalaciones y si cuentan con las últimas novedades en equipamiento y diagnóstico y si los servicios de urgencia están cerca de tu domicilio.