Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

Si eres un profesional de la salud, seguro que uno de los temas más delicados es el establecimiento de las tarifas de tu consulta y es que vivimos en una sociedad en la que se considera el dinero un tema tabú y sucio y es que al estudiar psicología, en las escuelas no se habla de cómo puedes establecer el precio de tu consulta.

Hasta hace unos años, los colegios de psicología establecían unas tarifas orientativas de precios e indicaban que si se bajaba de ahí ya se podría considerar competencia desleal. Aunque ahora, es cierto que esto es algo totalmente prohibido ya que cada profesional tiene la libertad de cobrar lo que le apetezca.

Al principio puede resultar molesto fijar una tarifa

Al empezar en tu consulta de psicología puede que te resulte molesto el tener que establecer una tarifa. Algunos psicólogos incluso se debate sobre si se debe cobrar en la consulta o fuera de ella o si debe ser otra persona diferente al terapeuta la que haga este trabajo, esto lo que da fe es de que tenemos un problema con el dinero.

Lo primero que debes tener claro es que el dinero no es bueno ni malo, sino que es papel moneda y sirve, te guste o no, para poder vivir. Así que hay que cobrar y esto es algo que no merece discusión. A la hora de establecer tu tarifa, son muchos los que piensan que por estar empezando no deberían cobrar pero esto no es una razón para no hacerlo.

El precio te posiciona en el mercado, así que si pones tarifas bajas, esto dará la imagen de que no vales mucho y esta es la cruda realidad. Si pones tu tarifa muy baja, tu calidad como psicólogo se percibirá como baja y por eso te costará más mantener a tus pacientes y que ellos hagan lo que quieren.

Debes tener en cuenta tus gastos fijos y cuánto quieres ganar mensualmente

Esto, a su vez, es perjudicial para la psicología en general, ya que si alguien establece precios bajos, está mermando la calidad de esta disciplina, devaluando el trabajo y también haciendo que la gente deje de valorarlo. Aunque tampoco debes poner un precio desorbitado.

Para establecer una tarifa justa, lo primero que tendrías que tener en cuenta son varios aspectos como cuáles son tus gastos fijos mensuales, cuánto quieres ganar al mes y cuántas horas quieres trabajar al mes y así podrás determinar lo que cobrarle a tus pacientes durante tu sesión.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica