Cómo hacer tu consultorio pediátrico más atractivo para tus pacientes… y sus padres

573

Si de por si decorar un consultorio suele ser una tarea complicada, decorar uno pediátrico en ocasiones suele serlo más, ya que aunque no lo creas los pequeños son más exigentes en este tema. Por eso, es muy importante que la imagen que proyectes los haga sentir cómodos y con ganas de regresar.

Para facilitarte esta labor aquí te daremos algunos consejos que debes tomar en cuenta antes de iniciar esta bella – pero complicada- tarea:

Colores

  • La decoración es un tema importante, ya que dependiendo el color que elijas será el tipo de ambiente que proyectes, por ello es recomendable utilizar el naranja o amarillo, ya que dichos colores generan un ambiente más cálido, luminoso y feliz.

Área de juegos

  • Como sabes los niños pequeños suelen ser muy impacientes, por eso es importante que cuentes con un espacio especial dedicado al entretenimiento en lo que esperan su turno. Bien puede ser un área con juguetes o una alberca de pelotas.

Instrumentos

  • Conviene que tus instrumentos médicos incluyan motivos infantiles, como animalitos, ya que es más probable, que el niño deje de llorar si puede manipular por un momento un estetoscopio con figurita de jirafa, que uno que le parezca sólo un frío y extraño instrumento metálico.

Pinturas

  • Aprovecha los espacios de la pared para pegar calcomanías que llamen la atención de los pequeños. Pero recuerda que estas deben ser renovadas constantemente o darán una idea de poco interés. Evita usar imágenes de las caricaturas de moda, ya que cuando sean poco populares, tu diseño también habrá perdido vigencia.

Baño

  • Si te es posible habilita un baño especialmente para pequeños, esto hará que ellos se sientan más cómodo y familiarizados con tu consultorio.

Recuerda además que además de esto es necesario que aprendas a hablar el lenguaje de los niños. Familiarízalos con el consultorio y sus instrumentos en la primera visita, de modo que para ellos sea un juego. Realiza las operaciones más sencillas primero y luego ve avanzado a las más complejas para evitar que el infante se ponga nervioso antes de tiempo.