En la pasada edición de los Óscares, Free Solo se coronó en la categoría de documental. La película habla del viaje de Alex Honnold para escalar una imponente montaña sin cuerda. Para un líder médico, esta película tiene múltiples lecciones y aprendizajes fundamentales. Son reflexiones sobre cómo enfrentar riesgos e incertidumbres similares a los que hay en la industria de la salud:

1Los logros son más preparación que rendimiento

Antes de su hazaña, Honnold escaló 50 veces El Capitan. El éxito de un líder médico depende mucho en sus habilidades y capacidad. Sin embargo, la clave del triunfo está definitivamente en el entrenamiento y la capacitación. No hay nada más importante en la clínica que la experiencia.

2Un líder médico debe conocer su terreno

Honnold se familiarizó a la perfección con cada elemento de El Capitan. Asimismo, cualquier profesional de la salud debe conocer con exactitud cada paciente y reto a enfrentar. De esta forma, se pueden anticipar y resolver de antemano posibles barreras que surjan más adelante.

3Controla los riesgos que puedas, anticipa los demás

Antes de enfrentar un reto, el líder médico necesita eliminar todas las barreras posibles. Entre más sencillo sea su trabajo, mejor atención se le podrá proporcionar al paciente. También, hay que reaccionar adecuadamente a problemas que no puedan evitarse, para no ser vencido por el elemento sorpresa.

4Retrocede cuando algo no esté bien

No fue sino hasta mediados de 2017 que Honnold conquistó El Capitan. Sin embargo, en un intento previo 7 meses antes, decidió regresar al suelo después de unos cientos de metros. Como líder médico, tu prioridad es el bienestar de los pacientes y tu equipo de trabajo. Si temes que hay un riesgo razonable en un tratamiento o terapia, no la continúes hasta sus últimas consecuencias.

5Busca ser profesional, no ser afortunado

Hay una diferencia entre un gran líder médico y un profesional de la salud con suerte. Cada una de tus acciones deben estar perfectamente planificadas para lograr el éxito. Cuando la vida de un paciente está en la línea, no puedes dejar las cosas al azar. Elimina la incertidumbre con preparación.

6La práctica crea confianza

Un escalador que sube una montaña sin cuerda y falla generalmente no puede contar su historia. Tampoco hay muchas segundas oportunidades para un líder médico que comete un error. Procura que la atención a tus pacientes sea tan mecánica y perfecta como puedas.