Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

 

Si hay algo que preocupa a cualquier persona en este mundo es el tener que enfrentarse a una cirugía, sea del tipo que sea. Una operación da miedo y esto hace que el paciente se enfrente a una situación de estrés, sobre todo si van a estar conscientes durante la intervención. Por ello, como profesional médico, además de hacer la intervención perfecta, una de las cosas que tienes que hacer es intentar relajar al paciente al máximo.

Y esto, ¿cómo lo puedes lograr? Tal y como ha demostrado una nueva investigación de la Universidad de Surrey, en Reino Unido, se ha determinado que para lograrlo basta con aplicar simples técnicas de distracción como hablar con una enfermera, ver un DVD o el uso de pelotas contra el estrés, ya que son simples aspectos que pueden ayudar a las personas a relajarse durante la cirugía y reducir el dolor.

Se han analizado a casi 400 pacientes

Dicha investigación ha sido publicada en la revista “European Journal of Pain” y ha analizado a 398 pacientes, dividiéndolos en cuatros grupos. Al primero se le puso música durante la operación; al segundo se le ofreció una selección de DVD para ver en una televisión en la pared. Al tercero, una enfermera le dio conversación durante todo el procedimiento y al cuarto se le proporcionaron dos bolas antiestrés del tamaño de la palma y se le explicó cómo usarlas si se sentía ansioso o si preveía o experimentaba sensaciones incómodas.

Para medir los niveles de ansiedad y dolor se utilizó un breve cuestionario que tuvieron que rellenar inmediatamente después de la operación. Los resultados mostraron que el grupo que vio un DVD mostró un 25 por ciento menos de ansiedad que el que recibió el tratamiento habitual, aunque no hubo diferencias para el dolor. El grupo que interactuó con una enfermera presentó un 30 por ciento menos de ansiedad y un 16 por ciento menos de dolor que los que recibieron el tratamiento habitual.

La música no tiene efecto sobre la ansiedad o dolor

Los que utilizaron bolas contra el estrés tuvieron un 18 por ciento menos de ansiedad y un 22 por ciento menos de dolor que los que recibieron el tratamiento habitual. Sin embargo, la música no tuvo ningún efecto sobre la ansiedad o el dolor de los pacientes que están conscientes durante una operación quirúrgica, según este estudio que examinó el efecto de simples técnicas de distracción en pacientes sometidos a cirugía de varices.

Para el estudio, los investigadores se centraron en este tipo de cirugía porque, normalmente, se hace con el paciente despierto, usando anestesia local, además de que, durante esta operación, las personas han experimentado previamente sensación de ardor y han detectado olores desconocidos, sonidos y sentimientos.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica