Alrededor del mundo se llevan a cabo ensayos de posibles vacunas contra la Covid-19. Todos tienen el mismo objetivo de generar anticuerpos que ofrezcan protección a todas las personas. Es un largo proceso porque se deben analizar todas las consecuencias para descartar efectos secundarios graves. Inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido clara al afirmar que hasta que el 70 por ciento de la población cuente con la inmunización se puede dar por concluida la pandemia.

Por su parte, también se trabaja en alternativas para quienes ya están infectados o al menos ayuden a disminuir la probabilidad de contagio. Precisamente en nuestro país se lleva a cabo un trabajo que buscan obtener la certificación para poder ser comercializado.

Producto fabricado en México

Las investigaciones tienen lugar en Tabasco, donde las autoridades de salud iniciaron un protocolo clínico que ya es el segundo de su tipo a nivel nacional para conocer el alcance de la fórmula Vita Deyun. Aunque no se trata de una vacuna sí ha demostrado prevenir el contagio de esta cepa de coronavirus y reducir sus efectos en el organismo.

La fórmula, registrada como suplemento alimenticio ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), demostró en diversos estudios ser capaz de inhibir la expresión del receptor de la proteína ACE2, responsable de la adherencia del virus al organismo humano y de su reproducción.

Ahora, investigadores de Tabasco desarrollan un protocolo clínico para reafirmar dichos avances y comprobar los efectos positivos del compuesto mexicano en el cuerpo humano, cuyos resultados serán difundidos muy pronto.

Disminución de carga viral en pacientes infectados

En octubre pasado médicos y científicos del Hospital General de Actopan, Hidalgo, entregaron el primer protocolo clínico para la aplicación de Vita Deyun como coadyuvante en el tratamiento contra la Covid-19. En esa ocasión, se probó que la patente mexicana coadyuvó a detener el avance de la enfermedad, lo que a su vez logró que tras cinco días de tratamiento el 58 por ciento de los pacientes presentaran una carga viral negativa.

La patente mexicana, que contiene ingredientes como, Silybum Marianum, Vitamina C, Ácido Ascórbico o Benzoato de Sodio potencializados mediante un proceso considerado secreto industrial, también arrojó resultados positivos en estudios in vitro realizados por el Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO).