Cuando un Año Nuevo llega, se cierran ciclos en todas las organizaciones y negocios. También para tu laboratorio es un buen momento para sentarse y reflexionar sobre los últimos 12 meses. Sin embargo, este proceso no puede ser solo por diversión. Hay preguntas muy importantes que debes de atender. Así, podrás tener la ventaja competitiva para cuando llegue enero:

1¿Qué tan felices están mis colaboradores?

Siempre es importante considerar el estado de ánimo en el laboratorio. Por eso, la recomendación es obtener retroalimentación del personal sobre cómo corrieron las cosas. Así, en Año Nuevo, podrás saber cuáles son las necesidades de tu gente. Y más importante, cómo atenderlas.

2¿Cómo fue la rotación laboral hasta Año Nuevo?

Si en tu laboratorio mucha gente entró y salió en los últimos 12 meses, hay un problema. Incluso si pocos colaboradores renunciaron, debes analizar por qué. Tal vez se trata de una circunstancia que debes de arreglar. Incluso si se trata de un despido, conviene hacer esta reflexión.

3¿Son buenos los beneficios de salud?

Año Nuevo es ideal para revisar el estado físico y mental del equipo. Revisa si, con los resultados del laboratorio, se puede mejorar la cobertura médica. Si debes recortar, recuerda que tu gente es una inversión. Para tener los mejores empleados, debes ofrecer las mejores condiciones.

4¿En qué estado se encuentran mis relaciones?

Los lazos personales y de amistad son el espíritu del Año Nuevo. Pero, como líder de laboratorio, también debes evaluar los nexos profesionales. Valora cómo es tu contacto con proveedores, socios y clientes. Identifica también áreas de oportunidad para sobresalir entre la competencia.

5¿Qué equivocaciones se cometieron?

En Año Nuevo debes tener muy presente los errores en el camino. Pero no te limites a lamentarlos. Procura sacar una lección positiva de tus experiencias. También sé objetivo sobre tu desempeño. De lo contrario, tu estrategia en 2019 no evolucionará y no será tan efectiva.

6¿Cuántos triunfos se pueden contar?

Así como se reflexiona sobre los errores, también se deben recordar las victorias. Aprovecha el Año Nuevo para festejarlos y celebrarlos. Pero también examina cuidadosamente estos logros. También puedes aprender de estas experiencias para mejorar los servicios de tu laboratorio.