Conoce las tres P para una búsqueda exitosa de empleo médico

Lanzar la búsqueda de un nuevo puesto o empleo médico es un momento emocionante para los médicos. Conoce la tres P para lograrlo.

Lanzar la búsqueda de un nuevo puesto o empleo médico es un momento emocionante para los médicos. Si recién estás completando tu residencia o beca de capacitación y esta es tu primera búsqueda de trabajo como médico, es un momento crucial en tu nueva carrera.

Incluso si es un médico con más experiencia, repasar tus habilidades para buscar empleo solo puede ayudarte a asegurar un puesto que mejor se adapte a tus objetivos profesionales y de estilo de vida. Por lo que a continuación te mostramos las tres P para una búsqueda exitosa de empleo médico.

Conoce las tres P para una búsqueda exitosa de empleo médico

1. Prioridades: Tómate el tiempo para definirlas

Tu rol

Antes de iniciar tu búsqueda de empleo, es importante tener a la vista el objetivo final. Conocer tus prioridades te permite identificar los roles que te ofrecen la mejor oportunidad para alcanzar tus metas profesionales.

Pregúntate:

  1. ¿Quiero quedarme a largo plazo en un rol orientado al paciente?
  2. ¿Quiero buscar una posición de liderazgo?
  3. ¿Me imagino comenzando mi propia práctica?
  4. ¿Quiero unirme a un grupo médico u hospital como médico empleado?
  5. ¿Suena atractivo enseñar a la próxima generación de médicos en un centro académico?
  6. ¿Me esfuerzo por convertirme en un médico-investigador que trabaja en ensayos de investigación clínica?

2. Profesionales y redes: aprovecha este recurso invaluable

Cuando decidas que es hora de explorar nuevas opciones de carrera, es aconsejable incluir a otros en el proceso. Tener una red profesional es importante y, para los médicos, se pueden encontrar recursos en muchos lugares.

Para empezar, probablemente ya sea miembro de Top Doctors, una de las redes centrada en médicos. Si eliges convertirte en miembro de un sitio de redes sociales, como Top Doctors o incluso LinkedIn, querrás obtener el máximo beneficio de ello. La participación activa en grupos relacionados con tus intereses o especialidad es una forma segura de crear rápidamente una red de colegas que puedan ayudarte en la búsqueda de empleo.

3. Posiciona tu marca digital

La marca de un médico es la forma en que se comercializa a sí mismo ante posibles empleadores y cómo lo perciben los colegas, socios de la industria e incluso pacientes. Al definir quién eres como médico, piensa en todos estos “clientes” y cómo tus atributos únicos podrían atraer a cada grupo.

Comienza con una autoevaluación de la marca. Ten en cuenta las cosas que te apasionan, como la familia, los pasatiempos, las organizaciones benéficas y las causas. También identifica los atributos y logros que te distinguen de los demás en tu especialidad. Piensa en la participación del paciente, las habilidades de liderazgo, las habilidades de comunicación y colaboración, y las membresías y asociaciones.

Una vez definida tu marca, hay que venderla. Así como los pacientes se conectan en línea para encontrar un nuevo médico, es aconsejable que te concentres en construir tu marca digital. Si estás en LinkedIn, considera crear un blog y publicar artículos oportunos sobre tu especialidad.

RECUERDA:

Sé estratégico, sin embargo, ya que tu perfil para estos sitios diferentes no debe pintar dos imágenes contrastantes de la misma persona. Cualquier actividad en línea debe servir para respaldar claramente la marca del médico. Otra idea eficaz es crear un canal de YouTube y publicar fragmentos visuales breves que demuestren tus habilidades, intereses y capacidades. El video es un excelente medio para resaltar su personalidad, lo que se traduce directamente en su “actitud de cabecera”.

Notas relacionadas:

Los 7 tipos de dentistas que existen (especialidades odontológicas)

Hipo persistente por COVID-19, una condición ¿Tratable?

¿Cuántas mujeres han recibido un premio Nobel a lo largo de la historia?