Para los profesionales de la salud, su gran temor es cometer un error. Nadie está libre de ser acusado de negligencia. Pero, hay formas para solucionar estas acusaciones. Mucho peor es destruir una carrera médica. ¿Cómo se logra esta proeza? Con alguno de estos comportamientos:

1No controlar tus sentimientos

Frustración, enojo, preocupación, irritación. Todos estos elementos son comunes en la vida de un profesional de la salud. Pero por el bienestar de la carrera médica, deben estar bien regulados. Aunque está bien sentirlos, bajo ninguna circunstancia es correcto una explosión emocional.

2Decir una cosa y hacer otra

Pocas cosas son tan dañinas para una carrera médica exitosa que la deshonestidad. En cualquier sector, un individuo tiene tan buena reputación como su palabra. La confianza es fácil de perder y casi imposible de recuperar. Condúcete siempre con rectitud y honestidad en tu trabajo.

3Quemar puentes en tu carrera médica

Hay personas con las que tal vez no quieras tener relación. Pero el sector salud es un mundo muy pequeño. La vida da muchas vueltas y nunca sabes cuándo tu futuro profesional podría depender de la ayuda o la buena voluntad de alguien. Procura quedar bien con cualquiera que conozcas.

4Crear o participar en chismes

Los rumores son universalmente negativos. Sin embargo, son una de las actividades más comunes en cualquier industria. Procura no participar en estas actividades, en especial si solo sirven para lastimar a alguien. Tu carrera médica podría verse envuelta en una luz negativa.

5Adjudicarte los logros de alguien más

No solo se trata de una acción poco ética y deshonesta. Además, son pocas las instancias en las que nadie se da cuenta del abuso. Si constantemente haces esto, la gente a tu alrededor verá tu carrera médica como no-merecida. Además, das a entender que no respetas a tus compañeros.

6Puñaladas por la espalda

Jamás alguien ha considerado una traición como algo bueno. Algunos podrían justificarse diciendo que se trata de asertividad o defensa propia. Lo cierto es que este enfoque es dañino para la carrera médica de quien lo practica y también para cualquier persona o proyecto involucrado.

7Exagerar tus éxitos

Algunos profesionales de la salud podrían recurrir a esta estrategia supuestamente para potenciar su carrera médica. Lo cierto es que esta actitud lo único que transmite es una sensación de debilidad. La autoconfianza es silenciosa. Pero las inseguridades se hacen notar con estruendo.