Si existe una constante que se repite en gran parte de los profesionales de la salud es el estrés. Existen muchos factores que propician este sentimiento de tensión física o emocional pero los principales son las extensas jornadas laborales y las exigencias de los pacientes y sus familiares. La suma puede convertir un día de trabajo en un infierno. Y si eso ocurre se genera un círculo vicioso porque tú no te sientes bien y por lo tanto no puedes atender de una manera correcta a los demás.

Como solución, el año pasado fue lanzado el Fitbit Sense, el cual es considerado como el reloj inteligente de salud más avanzado de la compañía. En primera instancia llama la atención porque es el dispositivo de su tipo en contar con un sensor de actividad electrodérmica (EDA) en el mundo. Gracias a lo anterior permite ayudar a controlar el estrés.

Esta nueva función se basa en el Puntaje del Manejo de Estrés para brindar a los usuarios información sobre cómo su cuerpo está manejando esta sensación. Por ejemplo, esa mañana cuando te despertaste sintiéndote estresado sin razón alguna. Revisar el reloj puede revelarte información oculta en el ritmo de tu corazón o en el sueño de la noche anterior que no conocías conscientemente.

Con lo anterior, el puntaje puede brindarle información que te ayudará a administrar un día determinado, pero, lo que es más importante, puede ayudarte a ver cómo reacciona tu cuerpo con el tiempo. Los signos del estrés crónico, que pueden acumularse lentamente durante semanas o meses, pueden pasar desapercibidos, pero aun así tener graves consecuencias. Prestar atención a los signos fisiológicos de estrés de su cuerpo puede ayudarte a evitar una crisis de salud.

¿Qué mide el puntaje de manejo del estrés?

Debido a que la experiencia del estrés puede ser provocada por una combinación de varios cambios fisiológicos y psicológicos, la función del manejo del estrés de Fitbit arroja una amplia red en la recopilación de datos. Hay una docena de métricas y factores diferentes que forman parte de tu puntaje diario, que muestra una escala del 1 al 100, con un puntaje más alto que indica que tu cuerpo está mostrando equilibrio e indicadores fisiológicos saludables de estrés.

Esas medidas se pueden dividir en tres categorías: equilibrio de esfuerzo, patrones de sueño y capacidad de respuesta.

El equilibrio del esfuerzo tiene en cuenta tu actividad física reciente, como los pasos, y el esfuerzo excesivo como la falta de ejercicio.

Los patrones de sueño incluyen mediciones del sueño profundo de la noche anterior y si tu sueño fue irregular o fragmentado. También hace un monitoreo de tu “reserva de sueño” en función de la cantidad y la calidad del sueño que haz logrado durante la semana anterior.

La capacidad de respuesta monitorea tu sistema nervioso simpático, también conocido como tu vuelo o respuesta de vuelo, monitoreando tu frecuencia cardíaca y su variabilidad. Un algoritmo patentado pondera las 12 métricas diferentes y crea una puntuación de estrés.

Debido a que ninguna tecnología puede leer tu mente, el usuario también puede registrar manualmente su estrés percibido en una escala de “muy estresado” a “muy tranquilo”. Con esta herramienta de “reflejos”, una persona puede comparar su percepción con el puntaje de manejo del estrés que agrega los datos que el reloj recopila automáticamente.

La plataforma Fitbit ofrece información, ejercicios y programas para enfocarte en lo que pueda estar reduciendo tu puntaje de manejo del estrés. Si tu sueño es errático, por ejemplo, puedes usar tu reloj inteligente para comenzar una rutina nocturna de relajación. Los relojes inteligentes también se pueden programar para que no te despierten durante los períodos de sueño profundo. No permitir que el estrés te controle es el primer paso para usarlo como una herramienta para vivir plenamente.