Consejos para abrir tu primer consultorio

Al finalizar la universidad uno de los grandes retos que hoy la vida laboral nos desafía y exige es abrir y gestionar nuestra propia empresa; tal como es un consultorio médico para ofrecer servicios de manera autónoma. Es fundamental descubrir la estrategia más favorable de este proceso para no tener pérdida de tiempo y dinero; y en lo posible invertir dinero lo más mínimo posible.

Abrir un consultorio médico, requiere de un procedimiento que debe desarrollarse con un diseño programado, bajo la luz de aspectos de carácter legal y procesos de adquisición de equipos y materiales para tenerlo todo preparado para recibir los primeros pacientes. Para todo esto se deben considerar las siguientes sugerencias:

Tener título profesional en Medicina, con las legalizaciones y/o certificaciones solicitadas de acuerdo al país donde residas. En caso de contar con una especialidad, deberás realizar los mismos trámites; te recomendamos presentarte ante la sociedad o asociación de dicha especialidad de la ciudad. Tener papeles en regla es importante al momento de empezar.

Definir hacer emprendimiento de forma individual o en asociación con otros profesionales. Hay que recordar que iniciar un negocio de este tipo incluye una inversión grande tanto de tiempo como de dinero. En cualquiera de los casos siempre es bueno conseguir algo de ayuda profesional que nos guíe en el camino legal y financiero que vamos a seguir. En caso de establecer sociedades debemos definir ¿qué tipo de servicio o servicios vamos a ofrecer?, esto dependerá básicamente de nuestra formación, pero también encontramos casos de socios capitalistas que pueden querer abrir algún tipo de centro de salud asociándose con alguien que cuenta con una titulación diferente.

Solicitar los requisitos de funcionamiento de acuerdo a las características del consultorio; estos incluyen el lugar físico adecuado para personalizar los ambientes. La ubicación es un punto a tener en cuenta, de manera que tenga acceso a varios medios de transporte público y mejor aún que cuente con estacionamiento cercano.  Asegúrate que el ambiente sea cómodo y agradable, con mucha iluminación, colores claros y la decoración acorde a tu preferencia, es importante organizar el manejo de residuos, entre otros, como equipamiento del consultorio. Esto incluye el mobiliario, todos los materiales que vayamos a necesitar para ejercer y también el personal de apoyo para el manejo de pacientes y de finanzas. Son requisitos fundamentales para obtener la licencia de funcionamiento.

Deberás, además, invertir en un programa certificado y seguro, con actualizaciones automáticas y con soporte técnico en línea. Esto aumentará la eficacia, productividad y calidad de atención a los pacientes. Utilizar un programa de gestión de consultorios computarizado. Uno que te permita manejar información en un solo lugar, como los datos de los pacientes, la agenda de turnos, historias clínicas y las finanzas. La mejor opción siempre es la que tiene un respaldo de datos seguros en un servidor en la nube. Así ahorrarás espacio de almacenamiento además de economizar material de escritorio. Podrás estar al tanto de lo que está pasando en el consultorio en todo momento, teniendo acceso desde cualquier computadora y mejor aún poder acceder a toda esa información desde el celular.[1]

Sin pensarlo más, es el momento de ponernos “manos a la obra” y poner en práctica las sugerencias anteriores.

[1] (HCMedic, 2020)

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica

RB-M-23766