Consejos para que el médico asegure un futuro financiero estable

306

La mayoría de las personas visualiza la vejez como una época muy lejana, por lo que muy pocos se preocupan por asegurar un buen futuro financiero. El médico no es la excepción.

Sin embargo, tanto los médicos como cualquier otro profesionista deberían estar listos desde ahora para enfrentar cualquier eventualidad económica, sobre todo cuando llegue el momento de la  jubilación. Por tal motivo, si deseas disfrutar una vejez tranquila y sin tener que pasar necesidades, te presentamos algunas estrategias para asegurar un futuro financiero estable que puedes aplicar desde hoy.

No dejes el ahorro para mañana

De acuerdo con el sitio Finerio, mientras antes empiezas mejor. Comenzar a ahorrar de forma preventiva es fundamental cuando se es joven. Iniciar el hábito del ahorro no es complicado si sabes ser disciplinado, sólo crea un presupuesto y apégate a él. Sé ordenado y lleva un registro de tus gastos. Cuando tengas una idea, establece un límite de presupuesto para cada una de las categorías (renta, comida, entretenimiento) y no te salgas de ahí.

Recuerda, siempre debes destinar una cantidad de tus ingresos al ahorro. Así que, si ahora gastas mucho dinero en fiestas y entretenimiento, limítate en este sentido ese aspecto para empezar a obtener ahorros.

Usa con inteligencia tus tarjetas de crédito

El sitio Finanzas para Todos menciona  que el mal uso de tus tarjetas es un hábito que debes modificar cuanto antes, si es que quieres gozar de un futuro financiero estable. Recuerda que el hecho de tener tarjetas de crédito no quiere decir que sea dinero extra a tus ingresos.

Toma en cuenta que todo lo que compres con tu tarjeta de crédito debes pagarlo en menos de un mes, pues de lo contrario los intereses terminarán por consumirte.

Invierte a largo plazo

Una vez que tengas tu presupuesto, será recomendable que  utilice estrategias de inversión a largo plazo. Con una inversión puedes hacer crecer tu dinero sin trabajar. Empieza destinando una parte de tus ahorros a alguna inversión, por ejemplo, en Cetes.