Una consulta general en el IMSS cuesta 8 veces más que en Médica Sur

De forma frecuente se piensa que los servicios del IMSS son gratuitos pero en realidad no es así, ¿sabes cuánto cuesta una consulta médica?

  • Con base en la información que se actualiza cada año, una consulta médica general en el IMSS tiene un precio de 831 pesos para pacientes externos.
  • Con respecto a los servicios de tercer nivel, el más costoso es el Procedimiento de Cardiología Intervencionista Hemodinámica porque vale 46 mil 208 pesos.
  • En cambio, en Médica Sur la primera atención tiene un precio de 110 pesos aunque para las siguientes citas se debe completar un estudio socioeconómico.

La salud es un rubro de vital importancia porque es la base que sostiene a cualquier sociedad. Cuando se carece de bienestar no se pueden realizar las demás actividades y así se genera un problema que no tiene final. En el caso de nuestro país el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es una de las autoridades más importantes pero, ¿sabes cuál es el precio de una consulta médica?

El IMSS no es gratuito

En ese tenor, un error que cometen muchas personas es pensar que sus servicios son gratuitos. En realidad funciona de manera tripartita por las aportaciones de los trabajadores, empleadores y gobierno.

Con lo anterior en mente, los derechohabientes reciben un descuento en su salario todos los meses, sin importar si utilizan o no los beneficios de la seguridad social. Por lo mismo, no es exactamente un servicio gratuito.

Ahora bien, un aspecto muy importante de su funcionamiento es que cualquiera puede solicitar todo tipo de servicios médicos. La diferencia es que todos los externos sí deben de pagar de forma directa por el tipo de atención que requieran.

La información con respecto al precio de los servicios se encuentra disponible en el Diario Oficial de la Federación. La versión más reciente es la del 2021 y señala que una consulta médica general en el IMSS tiene un costo de 831 pesos.

Por su parte, el servicio de Estomatología tiene un costo de 859 pesos y uno de urgencias 671. Mientras que dentro del primer nivel el estudio de laboratorio clínico es el servicio más económico porque cuesta 101 pesos. En cambio, el más oneroso es la intervención de tococirugía porque tiene un valor de 12 mil 335.

En cambio, en las unidades de segundo nivel el costo más bajo es el estudio de laboratorio clínico porque cuesta 114 pesos. Mientras que una sesión de diálisis vale 136 pesos y un estudio de anatomía patológica cuesta 238 pesos. Mientras que el servicio más caro es un día en terapia intensiva porque tiene un valor de 44 mil 151 pesos. En este último rubro es donde se observa uno de los aumentos más grandes porque el año pasado tenía un costo de 37 mil 410 pesos.

Finalmente, en las unidades de tercer nivel del IMSS el servicio más barato es también el de Sesión de Terapia/Reeducación Ocupacional con un costo de 115 pesos. Le sigue el estudio de laboratorio clínico con 185 pesos y la sesión de diálisis con 136 pesos. En este nivel los servicios más caros son una intervención quirúrgica con un costo de 40 mil 517 pesos y el Procedimiento de Cardiología Intervencionista Hemodinámica que vale 46 mil 208 pesos.

¿Qué ocurre en los hospitales privados?

Por otra parte, al comparar el precio de una consulta médica en el IMSS con las instituciones privadas hay grandes diferencias. Por ejemplo, en Médica Sur tiene un precio de 110 pesos. Con esto, se puede observar que la diferencia es del 800 por ciento.

Esta información adquiere relevancia al considerar que de manera recurrente se considera a Médica Sur como el mejor hospital privado de México. No solo por la calidad de su servicio sino también por su infraestructura y el nivel de sus elementos.

Otra característica es que al momento en que el paciente llega por primera vez debe responder un estudio socioeconómico. Este cuestionario debe ser llenado y entregado al encargado en la recepción.

Mientras que algo que se debe contemplar es que el precio mencionado solo corresponde a la primera consulta. Para continuar con una cita de seguimiento se debe llenar un estudio socioeconómico.

Las preguntas permiten estimar el nivel socioeconómico al que pertenece el hogar del paciente. Su finalidad es determinar los costos que tendrán los estudios de laboratorio y servicios médicos para cada persona. Con lo anterior en mente, aunque el precio de la consulta es fijo, si se requiere de atención adicional o de seguimiento los costos varían. Todo depende de las posibilidades de cada paciente.