A lo largo de los últimos meses la salud se ha posicionado como el tema central. La pandemia por Covid-19 ha generado múltiples consecuencias y una transformación total en la vida de millones de personas. Al mismo tiempo, una parte de la población ha tenido que cambiar sus hábitos de higiene para mantenerse protegida; sin embargo, también existe un sector que se niega al cambio. A la fecha es posible ver a personas en la vía pública sin cubrebocas, lo que pone en riesgo a todos a su alrededor.

Ahora bien, a pesar de que hoy se habla de la salud más que nunca antes en la historia, eso también ha generado un fenómeno inverso. En específico, existe una alta renuencia de las personas para acudir con un médico cuando presentan molestias.

Pacientes ahora evitar acudir con un médico

Lo anterior ha sido provocado por la creencia de que los consultorios médicos se han convertido en espacios peligrosos en los que se pueden contagiar. Se piensa que al ser visitados por enfermos a diario, existe una alta probabilidad a infectarse con el virus SARS-CoV-2 o con cualquier otro.

En ese sentido, la start-up mexicana Eleonor realizó un sondeo entre médicos mexicanos que reveló que durante la pandemia han disminuido las consultas a consultorios privados hasta en un 70 por ciento.

Médicos y pacientes se ven afectados

Además de que eso afecta al personal médico porque perjudica su economía, también es bastante grave para los propios pacientes. El abstenerse de acudir con un galeno ha derivado en la interrupción de tratamientos, además de que algunas enfermedades pueden aumentar en magnitud cuando no son atendidas a la brevedad.

De igual forma, al dejar de acudir con un médico profesional, han aumentado los casos de automedicación. Otro problema bastante grave que suele ser contraproducente porque no se resulve por completo la molestia inicial y propicia la farmacorresistencia.

De acuerdo con el mismo sondeo, los médicos consideran que al menos un 35 por ciento de los pacientes no está llevando su tratamiento de forma adecuada.

Por su parte, las enfermedades cardiovasculares, neurológicas, cáncer, musculo-esqueléticas y padecimientos como la diabetes e hipertensión son las que causan mayor preocupación. En todos los casos se requiere de seguimiento a los tratamientos para evitar recaídas o que se desarrollen problemas mayores.

A raíz de lo anterior es que también han ganado popular las consultas médicas a través de internet. Es una alternativa en la que se puede atender a los pacientes que temen acudir al consultorio. Además existe un ahorro de tiempo porque no hay necesidad de traslado.

En ese sentido, la encuesta realizada menciona que los pacientes jóvenes son los que mejor se han adaptado a las videoconsultas médicas y mantienen una opinión positiva del 67 por ciento para este formato.

En ese sentido, la start-up mexicana Eleonor -empresa dedicada en la administración de expedientes clínico en la nube- realizó un sondeo entre sus médicos que utilizan su plataforma, revelando lo siguiente:

Durante la pandemia han disminuido las consultas a consultorios privados hasta en un 70 por ciento. A raíz de lo anterior es que también tuvo un crecimiento las consultas médicas a través de internet lo que impulsó que Eleanor ofreciera su nuevo módulo de Telemedicina, el cual ha sido de gran utilidad para que sus médicos puedan ofrecer servicios médicos a distancia.

Enrique Lona, Fundador y director de Eleonor comenta que los médicos afrontan una nueva normalidad, la cual tiene que incluir servicios digitales, tal como servicios de Telemedicina para complementar práctica médica, ya que el miedo de contagio continuará por lo menos hasta el 2021. Las enfermedades no tienen pausa y los médicos tienen que adoptar nuevas formas para recuperar su consulta y que los pacientes continúen con su tratamiento.