Dentro de las lecciones que ha dejado la actual pandemia es brindar mayor importancia a la salud. Se trata del bien más preciado con el que cuenta cada persona, aunque en muchas ocasiones no se toman las medidas preventivas necesarias. Tú lo sabes muy bien con tus pacientes porque son pocos los que acuden a consulta desde la primera molestia que presentan. En el caso de las revisiones anuales también es una minoría la que acostumbra asistir a revisiones de rutina.

En ese sentido, hace unos días te compartimos la lista con los medicamentos que más se han vendido en el país durante la contingencia. No es de extrañar que la mayoría tienen relación con los cuidados contra la Covid-19.

Variación en precio de consultas médicas

Ahora bien, la actual crisis sanitaria también ha provocado otro fenómeno. Durante los últimos meses las consultas médicas privadas han sufrido una alza generalizada en sus precios. Con base en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el costo promedio de una atención general en el sector privado en junio de 2019 era de 200 pesos. En cambio, para junio de este año aumentó a 350 pesos. La cifra representa un incremento del 75 por ciento, uno de los mayores de los que se tiene registro.

Una situación similar se vive con los costos de hospitalización. Hace un año el servicio de habitación estándar por día con alimentos representó tenía un precio de 3 mil 075.89 pesos. Y ahora la misma atención cuesta un promedio de 3 mil 205.8 pesos.

En el tema de los medicamentos se repite lo mismo. Antes una caja estándar de antigripales en cápsula costaba 43.7 pesos. En cambio ahora su precio promedio es de 45.02 pesos.

También aumentan de precio los medicamentos

Y al hablar de fármacos, también se debe especificar que aunque el aumento ha sido a nivel nacional, en algunas entidades ha registrado un incremento mayor que en otras. Con base en lo reportado por El Universal, en Querétaro es donde se detectó la mayor variación con un total del 50.4 por ciento en el costo de un botiquín completo. Después está Tabasco con 47.9 por ciento y Durango con 36 por ciento.

De acuerdo con los laboratorios, el aumento en el precio de los medicamentos se debió a que la mayoría de las materias primas se obtienen de China. Durante la pandemia se detuvo la producción y eso derivó en la escasez y posterior aumento de precios.

Por lo anterior, se mantiene la esperanza de que durante los siguientes meses, cuando se normalice la producción, también exista un descenso en los precios. Con esto se buscaría alcanzar cifras similares a las que existían en junio del año pasado.