Una buena estrategia de mercadotecnia en el sector salud debe ser multifactorial. Es decir, no puede centrarse en un único elemento. Redes sociales, sitio web, campañas publicitarias y otros elementos offline deben convivir y apoyarse unas a otras para incrementar el flujo de pacientes. Entre las herramientas más útiles para este objetivo se encuentran los contenidos de video.

Hace ya unos meses, comentábamos que el video es muy útil para llevar tráfico a tu sitio. Pero los contenidos audiovisuales también pueden utilizarse dentro de la página. No solo incrementan el valor que los usuarios obtienen de tu web. También permiten transmitir información crucial sobre tu organización de forma atractiva y rápida. Por ello, deberías incluir al menos estos 4 contenidos:

1Valores, misión y objetivo

Como cualquier otra organización, tu centro de salud debe tener estos elementos. Un video que los resuma breve y emotivamente a posibles pacientes puede incrementar tu éxito comercial. No solo permite diferenciarte inmediatamente de otros negocios o instituciones similares. También provee el elemento humano que muchos usuarios necesitan construir una relación de confianza.

2Explicación de tus servicios

Necesitas en tu sitio web una sección donde describas costos y características de tu atención. Pero esta página solo debería ser una alternativa para pacientes que deseen saber más sobre tu oferta. Un video es excelente para resumir qué beneficios pueden esperar las personas si acuden a tus instalaciones. La cápsula, más que detallada, requiere ser atractiva.

3Preguntas frecuentes

Google quiere mostrar a las personas información útil, sencilla y relevante. Un video donde atiendas las dudas más comunes que pueden tener tus pacientes cumple estas características. Además, todavía es un formato relativamente poco utilizado para esta necesidad. Así que además este contenido te ayudará a diferenciarte como un centro médico innovador en el sector.

4Biografías en video personalizadas

Los pacientes quieren saber quién los va a atender. Muchos sitios web médicos tienen una sección donde describen la preparación y habilidades de sus colaboradores. Sin embargo, hacerlo en un formato audiovisual hace que la información sea más atractiva, interesante y fácil de digerir. Además, así puedes incrementar todavía más el factor humano. Con estos contenidos, tu personal no es un simple bloque de texto. Se convierten en individuos con rostros y voces específicas.