Desde que comenzaron los primeros contagios de Covid-19 en el mundo se ha alertado que es una infección que prácticamente cualquiera puede adquirir. No importan las nacionalidades ni las clases sociales porque todos están expuestos. Por lo mismo, se requiere del seguimiento estricto de todas las medidas de higiene que recomiendan las autoridades. Además es una forma de protección propia pero también evita afectar a todo el entorno.

Ahora bien, aunque esta cepa de coronavirus se puede presentar en cualquier persona, existen algunos grupos vulnerables con mayor riesgo. Mientras que los niños y adolescentes son los que presentan un riesgo menor. Aunque algunos lo han malinterpretado y asumen que son inmunes cuando no es así. Tener menos probabilidades de contagio no significa que no se puedan enfermar.

Riesgo al que están expuestos los menores

Desde hace varios meses se ha señalado que los menores de edad que contraen el virus SARS-CoV-2 presentan una sintomatología distinta a la de los adultos. De hecho, en un principio hubo errores de diagnósticos porque los médicos asumían que se trataba de pacientes con la Enfermedad de Kawasaki. A partir de las investigaciones realizadas de identificó que en realidad se trata de casos con el Síndrome Inflamatorio Multisistémico (MIS-C).

Pero ahora el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha llevado a cabo el estudio más grande de su tipo en el mundo. Contó con la colaboración de 55 centros de Europa y 286 pacientes pediátricos infectados. El objetivo es obtener la mayor información posible con respecto a los síntomas en este sector de la población.

Como resultado se ha obtenido que existen cuatro manifestaciones cardiovasculares que se presentan con frecuencia en los niños y adolescentes. Es importante identificar con precisión cada caso para ofrecer atención inmediata a los pacientes.

  • Shock circulatorio.
  • Arritmias cardíacas.
  • Derrame pericárdico.
  • Dilatación de las arterias coronarias.

Por otra parte, el trabajo menciona que la tasa de mortalidad infantil se mantiene baja en comparación a la registrada en adultos. Aunque eso no significa que no se puedan presentar casos mortales en pacientes pediátricos. En ese sentido, se debe recordar que inclusive se han registrado casos de bebés con Covid-19.