Patrocinado por RB MJN        

 

 

 

 

 

Para un médico, al igual que para cualquier tipo de profesión, la tarjeta de presentación es fundamental para lograr llegar a todo tipo de público y que se conviertan en clientes fieles a tu clínica y los servicios médicos que ofreces. A pesar de que ahora vivimos en un mundo completamente digitalizado, como profesional médico, será muy importante que lleves siempre algunas tarjetas de presentación porque no sabes cuándo puede surgir el momento de tener que dársela a alguien.

La tarjeta de presentación es la primera toma de contacto que tendrás con un posible cliente, así que debes cuidar hasta el mínimo detalle para que, en esa primera impresión, se transmita exactamente lo que pretendes. Desde la revista Forbes, como especialistas en negocios, indican cuáles son los elementos a tener en cuenta a la hora de diseñar tu tarjeta de presentación, los cuales son los siguientes que te vamos a detallar a continuación:

Información

En tu tarjeta de presentación solo deben aparecer únicamente los datos imprescindibles, ni más ni menos. Si vas a añadir información superflua, tienes que tener en cuenta que habrá demasiada letra y puede resultar algo caótico y agobiante. En la tarjeta deben aparecer tus datos personales, el nombre de la empresa, tu cargo, logotipo, sitio web, correo electrónico y teléfonos.  

Colores corporativos

Otra de las cosas a tener en cuenta a la hora de diseñar tu tarjeta de presentación como profesional de la Medicina es que, dependiendo del tipo de negocio, la tarjeta debe ser más sobria o puedes jugar más con los colores.  Lo importante es que los colores que utilices sean colores con significado. Es decir, deben ser colores del logotipo de la empresa para que el cliente lo relacione de forma inmediata (según la web HazHistoria es “un símbolo formado por imágenes o letras que sirve para identificar una empresa, marca, institución o una sociedad y las cosas que tienen relación con ellas). Texto legible El texto que incluya la tarjeta de presentación debe ser totalmente legible. Así que tienes que cuidar la fuente, el calibre y el tamaño. Las fuentes perfectas para la tarjeta de presentación son Arial, Calibri o Helvética y el tamaño a utilizar es entre 6 y 8 puntos. Debes utilizar una única tipografía (según la web Divulgación Dinámica, las tipografías son los “diferentes estilos o tipos de letras que podemos elegir al hacer un diseño o escribir un texto). en la tarjeta y jugar con los tamaños y las negritas para hacer énfasis en la información más importante. Además puedes utilizar relieve para darle profundidad.

Elementos visuales

Si no quieres que tu tarjeta quede demasiado simple, introduce algún elemento visual, algo que sea sencillo y con significado como, por ejemplo, el logotipo de la marca, el eslogan (en la web significados.com definen el eslogan como como una palabra o frase corta fácil de recordar, un lema original e impactante que a menudo se utiliza en publicidad y propaganda política como frase identificativa). o algún elemento relacionado con la empresa.

Código QR

A la hora de crear una tarjeta muy sobria y sencilla, una muy buena opción es acompañar los datos más imprescindibles con un código QR para que los posibles clientes lo puedan escanear con su teléfono y llegar así a toda la información que haya en tu web.  

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.