¿Cuáles has visto? 5 películas imprescindibles para los médicos

Los médicos y residentes que dedican más tiempo a lo visual tienen niveles significativamente más altos de atributos médicos positivos.

5555

El estudio, realizado por las universidades Tulane y Thomas Jefferson y publicado en el Journal of General Internal Medicine. Encontró que los estudiantes que dedicaron más tiempo a las humanidades durante la escuela de medicina tenían niveles significativamente más altos de atributos médicos positivos.

La importancia de lo visual

De estos atributos resaltó la empatía, tolerancia a la ambigüedad, sabiduría y emociones inteligencia. Y al mismo tiempo, reportaron niveles más bajos de rasgos adversos como el agotamiento.

“La sabiduría podría muy bien ser el rasgo único que engloba todos esos otros rasgos que definen a un médico completo: empatía, apertura a las posibilidades, resiliencia emocional. Así como la atención plena, humildad, altruismo, una habilidad para aprender de la vida. Además de un sentido catártico de humor”, afirma el periódico. “Sin embargo, la sabiduría no es un enfoque de la educación médica actual, que se concentra principalmente en la información y el conocimiento”.

El autor principal, el profesor Marc Kahn, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane, dijo: “Las humanidades a menudo se han dejado de lado en los planes de estudio de las escuelas de medicina. Pero nuestros datos sugieren que la exposición a las artes está vinculada a importantes cualidades personales para los futuros médicos. Este es el primer estudio que muestra este tipo de correlación”.

¿Cuáles has visto? 5 películas imprescindibles para los médicos

 

El cirujano inglés (2007)

Dirigido por Geoffrey Smith, The English Surgeon (que no debe confundirse con The English Patient ) es un documental que examina la vida del Dr. Henry Marsh, un neurocirujano británico que pasó años ayudando a pacientes desesperados en el deteriorado sistema de salud de Ucrania. Marsh se inspiró para dedicar su vida a esta búsqueda, en asociación con el cirujano ucraniano Dr. Igor Kurilets, después de encontrarse con el terrible estado de uno de los hospitales del país durante una visita para dar una conferencia en 1992.

Contagio (2011)

Después de regresar de un viaje de negocios a Hong Kong, Beth Emhoff se siente agotada. Ella descarta su enfermedad como jet lag. Dos días después, Emhoff está muerto.
El contagio representa no solo la propagación de un virus a través de las gotitas respiratorias, sino también la pérdida del orden social y la carrera para crear una vacuna que ha llegado a caracterizar la vida moderna.

La vida inmortal de Henrietta Lacks (2017)

La base de esta película es una historia que todo aquel que se dedique a la medicina debería conocer. Henrietta Lacks era una mujer afroamericana cuyas células cancerosas biopsiadas fueron la fuente de la línea celular HeLa, que fue la primera línea celular humana inmortalizada. Sin su conocimiento o consentimiento. Este descubrimiento allanó el camino para innumerables avances médicos y continúa siendo una fuente de investigación invaluable hasta el día de hoy.

Club de compradores de Dallas (2013)

La película que entregó los Oscar a Matthew McConaughey y Jared Leto es posiblemente más interesante por su descripción de los “clubes de compradores” y su representación de un sistema de salud que obliga a los pacientes a cruzar fronteras y violar las leyes para obtener el tratamiento que necesitan. Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de Ronald Woodroof, un texano que es diagnosticado con SIDA y tiene 30 días de vida. Al negarse a darse por vencido tan fácilmente, Woodroof termina entablando amistad con una cohorte de otros pacientes con SIDA y, en última instancia, contrabandeando medicamentos no aprobados a los Estados Unidos, lo que ayuda a prolongar la vida de muchos a quienes el establecimiento médico ignoraba.

Todavía Alice (2015)

Si bien The Father recibió mucha atención este año por su representación de un hombre que experimenta las últimas etapas de la demencia, la película de 2015 de Wash Westmoreland y Richard Glatzer Still Alice llegó primero. La película está protagonizada por Julianne Moore como Alice Howland, una profesora de lingüística diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer, y fue ampliamente elogiada por el realismo que tanto Moore como los realizadores imbuyeron en la batalla del personaje contra la enfermedad.

En un artículo publicado por The Guardian en 2015, varios pacientes con Alzheimer corroboraron comentarios sobre la precisión de la película.

Notas relacionadas:

¡CONÓCELOS! Consejos para reducir las ausencias en tus citas

¡ANÓTALOS! Consejos para enviar mensajes de texto a los pacientes

6 consejos para optimizar la programación del paciente

¿Cómo comenzar una pasantía? ¡8 consejos que te ayudarán!