Son muchos los países que tienen una excelente sanidad siendo Francia, Italia y San Marino los principales, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar de que existen varios rankings sobre la clasificación de los diferentes sistemas de salud. Como curiosidad, México se encuentra en el puesto 61 de este ranking de la OMS mientras que los países que ocupan las últimas posiciones son República Democrática del Congo, República Centroafricana y Myanmar.

Pero, más que conocer cuáles son los principales países del mundo en lo que a sanidad pública se refiere, lo que más merece la pena saber es cuáles son los criterios que se tienen en cuenta para evaluar la sanidad de un país. Básicamente, los principales valores en los que se fija la OMS son los siguientes:

Prevención

De forma habitual pensamos que la sanidad actúa exclusivamente ante una enfermedad ya adquirida. Sin embargo, estos rankings también tienen en cuenta los programas de prevención y todas las acciones llevadas a cabo para evitar contagios en la población.

Derechos de los pacientes y listas de espera

Tanto la atención de los derechos de los pacientes como las listas de espera son criterios fundamentales. Lo que las listas de espera provocan son la cronificación de enfermedades, incluso muertes por no proporcionar a tiempo el servicio médico requerido.

Acceso a sanidad gratuita

Otro condicionante fundamental es el porcentaje de población con acceso a una sanidad de calidad y gratuita, sobre todo es un condicionante a la hora de establecer un criterio de calidad relativo a la sanidad pública de un país. Aunque el servicio médico prestado sea excelente, si no existe un servicio que llegue a la mayoría de la población, no se puede hablar de servicios médicos de calidad.

Esperanza de vida

Aunque es cierto que la esperanza de vida no es un reflejo exclusivo de la calidad del sistema sanitario, existen otros factores que también influyen en la esperanza de vida de la población. Aunque está ampliamente demostrado que los sistemas sanitarios de calidad aseguran a la población una vida más larga, en combinación con otros factores.

Eficiencia

Con esta característica se hace referencia a la capacidad de un servicio médico público par ofrecer soluciones a pacientes. Normalmente, se establecen una serie de enfermedades que sirven como indicadores de la eficiencia general de un sistema de salud concreto.

Inversión pública en sanidad

Por último, este también es un excelente indicador y es que no hay que hablar de inversiones totales sino en porcentajes en relación al PIB del país. Asimismo, en sentido económico también se hace referencia al coste e inversión sanitaria por persona en un estdo.