A poco más de un año de la llegada de la Covid-19 a México se han registrado poco más de 219 mil muertes y alrededor de 2.37 millones de infectados. Mientras que hasta ahora suman 1.89 millones de personas que se contagiaron y lograron superar la enfermedad. Para conseguirlo fue indispensable el apoyo inmediato de profesionales de la salud. Pese a que se trata de un gremio tan importante también atraviesa por una severa crisis y se ha tenido que apoyar con lo poco que se tiene disponible. Para entender el impacto se estima que en la actualidad existe un déficit nacional de 115 mil profesionales de enfermería.

Acerca de este punto, Rosa Amarilis Zárate Grajales, directora de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO), señala que en nuestro país existen aproximadamente 315 mil profesionales de enfermería en el sistema de salud. De ellos el 88 por ciento son mujeres y el 12 por ciento hombres. No obstante, aún faltan 115 mil para alcanzar el índice de cobertura de países como Perú, Ecuador, Chile y Brasil. Mientras esta última nación tiene más enfermeras, de seis a siete por cada mil habitantes, en México la proporción es de 2.5 por cada mil. Cantidad insuficiente para la atención de la ciudadanía.

En su opinión, la pandemia ha dejado una lección importante: la escasez crónica de recursos humanos en enfermería. Además también ha mostrado el tipo de especialistas que se requieren para garantizar el derecho a la salud con calidad.

“Necesitamos trabajar más en la prevención con enfermeras especialistas en salud pública que desempeñen un rol avanzado y les permita tomar decisiones en el primer nivel, así como para las unidades de cuidados intensivos”.

En ese sentido, María Susana González Velázquez, jefa de la División de Planeación Institucional de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, coincide en que también se ha puesto de relieve la necesidad de invertir más en la formación de estos profesionales y abrir mayor número de plazas laborales dentro del Sistema Nacional de Salud, sobre todo mejor remuneradas que haga más atractivo estudiar la carrera porque existe un mercado laboral que atrae a las mejores enfermeras con buenos salarios, prestaciones y oportunidades de desarrollo profesional.

Salarios actuales para el personal de enfermería

La directora de la ENEO refiere que el salario del personal de enfermería en el sistema público es de 12 mil a 18 mil pesos mensuales; la percepción por cuidados nocturnos de un paciente es de mil 200 pesos por una guardia de 12 horas.

Comenta que los costos de estudiar Enfermería en algunas instituciones privadas son de hasta 27 mil 500 pesos por inscripción semestral. Una carrera podría significar un desembolso de hasta un millón 237 mil 500 pesos.

Colaboración internacional

Zárate Grajales resalta que la ENEO es la única escuela del país que se posicionó como centro colaborador para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el desarrollo de la enfermería en México y América Latina. Un punto importante porque forma la mayor cantidad de recursos humanos en sus diferentes niveles: pregrado, posgrado y educación continua.

De sus aulas, así como de las FES Iztacala y Zaragoza, cada año egresan aproximadamente tres mil 500 enfermeras y enfermeros, quienes se insertan al servicio social y posteriormente al mercado laboral.

Por su parte, enfermería es una de las carreras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con alta demanda. Para el ciclo escolar del 2020 el número de jóvenes que deseaban estudiarla en esta casa de estudio fue, en promedio, de 13 mil aspirantes. El porcentaje de hombres que la cursan es de 30 por ciento, mientras que en el caso de las mujeres es de 70 por ciento.

Para que egresen más profesionales en esta disciplina, Zárate Grajales sugiere mejorar aún más la calidad de la docencia, la tecnología para el aprendizaje en laboratorios de simulación, modelos educativos, así como mayores espacios en hospitales y centros comunitarios.