El pasado 29 de octubre, el político Jair Bolsonaro resultó ganador en las elecciones federales de Brasil, lo que hasta el momento ha causado diversas controversias porque son varios los que acusan al próximo presidente del país sudamericano de sus ideas derechistas y conservadoras.

Pese a que todavía no inicia formalmente su gobierno, Bolsonaro ya enfrenta su primer problema internacional porque debido a varias declaraciones realizadas durante su campaña, el gobierno de Cuba anunció la decisión inmediata de retirar a todos los médicos que actualmente laboran en Brasil como parte del programa “Más Médicos”.

Inicio de la fragmentación

Todo surgió durante la campaña electoral de Jair, cuando en diversas ocasiones cuestionó la preparación y calidad de los médicos cubanos que forman parte del programa que tiene participación en diversas naciones del mundo.

Al resultar ganador en las pasadas elecciones, Bolsonaro expuso que los médicos cubanos podrían quedarse en Brasil pero bajo ciertas condiciones, situación que no toleró el Ministerio de Salud Pública de Cuba y por lo cual decidió retirar los más de 8 mil galenos que actualmente laboran en la nación sudamericana, sin que hasta el momento exista una solución clara al conflicto.

Ante el caso, las primeras declaraciones realizadas a través de redes sociales por el presidente electo de Brasil fueron de sorpresa e indignación, además de reprochar que actualmente Cuba vive bajo una dictadura.

Por su parte, como ocurre en la mayoría de conflictos internacionales de este tipo, quienes resultarán más afectados serán los médicos, quienes sin poder exponer una opinión al respecto, están condicionados a las decisiones de sus gobernantes.