La atención diaria a pacientes es bastante complicada porque cada persona es distinta y diferente a las demás. No importa que muchos tengan la misma enfermedad porque las características individuales vuelven a cada caso único. Por lo tanto es necesario que te enfoques lo suficiente para ofrecer un servicio de calidad. Tú sabes que existe una fuerte competencia dentro del gremio de la salud y eso te obliga a dar lo mejor de ti.

Desde la parte formativa te ofrecen los conocimientos mínimos necesarios que necesitas para atender a los pacientes. Aunque además es necesario mantenerte actualizado y aprovechar todos los cursos y seminarios que se encuentren a tu alcance. De esta forma vas a reafirmar tu práctica clínica.

Una consulta médica perfecta va más allá de ofrecer un diagnóstico al paciente. De hecho, todo lo que sucede dentro del consultorio es básico para ofrecer un servicio de calidad. Es necesario que te enfoques en todos los aspectos para que logres marcar una diferencia entre tú y otros colegas.

Por otra parte, no sólo se trata de tener los conocimientos suficiente sino de evitar algunas acciones que parecen mínimas pero son las que causan mayor enojo entre los pacientes. Con esto en mente, te compartimos una lista de diez aspectos que jamás deben de ocurrir en una de tus consultas médicas.

  1. Procura no hacer esperar a los pacientes, en especial cuando se trata de consultas previamente agendadas.
  2. En la medida de lo posible procura nunca cancelar o reprogramar las citas con tus pacientes. En caso de ocurrir algún incidente recuerda primero avisar.
  3. Una vez iniciada la consulta debes concentrar toda tu atención en la persona que tienes enfrente. No debes de distraerte y menos enfocarte en otros asuntos porque vas a provocar la molestia del paciente.
  4. En ninguna circunstancia debes discriminar a un paciente por su raza, género, religión o cualquier otro aspecto.
  5. En ningún momento de la consulta debes emitir juicios de valor con respecto a la vida personal de cada paciente, como su consumo de sustancias o su número de parejas sexuales.
  6. Nunca debes ejercer cualquier tipo de violencia física o verbal en contra de los pacientes. De igual forma, tampoco debes responder a este tipo de conductas inapropiadas.
  7. Nunca debes evadir o ignorar las preguntas del paciente con respecto a su problema de salud o el tratamiento recomendado para su curación.
  8. Jamás debes prescribir fármacos o tratamientos que el paciente no requiera.
  9. Debes respetar el derecho de confidencialidad del paciente y por lo tanto jamás exponer o ventilar lo ocurrido durante la consulta.
  10. Nunca utilices tu posición como médico para abusar de la confianza de los pacientes.