Existe un objetivo que tienen todos los profesionales de la salud con sus pacientes: que tengan una vida sana. Al hacerlo disminuyen las probabilidades de enfermarse o desarrollar un padecimiento que pueda afectar su bienestar. Pero así como se desea lo mejor a las personas que se atienden en el consultorio también es necesario preocuparse por uno mismo. Si tú no te sientes bien será muy complicado que logres ayudar a los demás.

Con esto en mente, uno de los ejemplos que más han destacado en la Medicina ha sido el Dr. Shigeaki Hinohara. Nacido en Japón, es recordado por poseer el récord mundial de ser el médico de mayor edad y desempeñar su profesión. Hasta el último de sus días trabajó en un hospital pero finalmente en 2017 falleció cuando tenía 105 años.

Contrario a la mayoría de sus colegas jamás quiso jubilarse y todo fue gracias a la pasión que tenía por su trabajo y porque mantuvo una salud física y mental envidiable. Hasta el último de sus días destacó por tener una vida sana y eso es algo que muy pocas personas pueden presumir.

Pero aunque ya no se encuentra con vida, su legado se mantiene intacto. Es por eso que a continuación te compartimos 10 consejos del Dr. Hinohara que puedes poner en práctica tanto en tu vida personal como en la profesional. Nunca olvides que tu primer paciente siempre eres tú mismo.

Come bien

“Todos los que viven una larga vida, independientemente de su nacionalidad, raza o género, tienen una cosa en común: no tienen sobrepeso ni obesidad”.

Realiza ejercicio todos los días

“Para mantenerte saludable, siempre sube las escaleras y carga tus propias cosas. Yo subo de dos en dos los escalones, para ejercitar mis músculos”.

Redescubre tu energía juvenil

“La energía viene de sentirse bien, no de comer bien o dormir mucho. Todos recordamos cuando éramos niños y estábamos divirtiéndonos. Yo creo que podemos mantener esa actitud de adultos. Es mejor no cansar al cuerpo con demasiadas reglas como la hora de comer y de dormir”.

Planifica todas tus actividades

“Siempre planificación con antelación. Mi agenda ya está completa para los próximos cinco años, con conferencias y mi trabajo habitual, en el hospital”.

Intenta mantenerte activo todo el tiempo

“No hay necesidad de jubilarse jamás, pero si es necesario, debe ser bastante más tarde de los 65 años. Hace cincuenta años, había solamente 125 japoneses con más de 100 años. Hoy, son más de 36 mil”.

Aporta a la sociedad

“Después de una cierta edad, debemos esforzarnos para contribuir a la sociedad. Desde los 65 años yo trabajo como voluntario. Aún laboro 18 horas, siete días por semana y amo cada minuto”.

Difunde tu conocimiento

“Comparte lo que sabes. Yo doy 150 conferencias al año, algunas para 100 niños de secundaria, otras para 4,500 empresarios. Normalmente hablo durante una hora, una hora y media, de pie, para estar fuerte”.

Entiende el valor de las diferentes disciplinas

“La ciencia por sí sola no logra curar o ayudar a las personas. La ciencia nos trata a todos como una sola cosa, pero las enfermedades son individuales. Cada persona es única, y las enfermedades están conectadas con sus corazones. Para entender las enfermedades y ayudar a las personas, necesitamos de artes liberales y visuales, no solamente la medicina”.

Sigue tus instintos

Al contrario de lo que te imaginas, los médicos no logran curar todo y a todos. Entonces, ¿para qué causar un dolor innecesario como, por ejemplo, una cirugía, en ciertos casos? Yo creo que la música y la terapia animal pueden ayudar a las personas más de lo que los médicos imaginan”.

Resiste al materialismo

“No te vuelvas loco por acumular cosas materiales. Recuerda: no sabes cuándo te tocará, y nosotros no nos llevamos nada de aquí”.

¿Y tú sigues todos los consejos para mantener una vida sana?