Descubren nuevo antibiótico que combatiría la resistencia a los antimicrobianos

Un equipo de investigación descubrió la corbomicina, un nuevo antibiótico que ayudaría a combatir la resistencia a los antimicrobianos.

104

Uno de los problemas más graves que tú puedes observar a diario es el abuso en el consumo de antibióticos. En muchos pacientes existe la idea errónea de que siempre son la mejor alternativa contra cualquier infección, a pesar de que no siempre es así. Además se debe considerar que muchas personas evaden las revisiones médicas y se automedican.

La consecuencia de lo anterior es un aumento paulatino de la resistencia antimicrobiana que cada vez es más peligrosa. Con base en los pronósticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en caso de que la tendencia siga igual, para el 2050 la farmacorresistencia será la primera causa de muerte en el planeta.

Pero ahora llama la atención una investigación llevada a cabo por la Universidad de McMaster, en Canadá, la cual identificó un nuevo grupo de antibióticos. Lo más atractivo es que se comprobó que combaten a las bacterias de una forma novedosa y con una alta efectividad. Por tal motivo se piensa que serían funcionales para enfrentar la resistencia a los antimicrobianos.

Descubrimiento novedoso

De forma más específica, el trabajo de los especialistas descubrió la corbomicina, la cual se caracteriza porque elimina las bacterias de una forma única. Mediante su acción, bloquea la función de la pared celular bacteriana.

Al realizar ensayos con ratones de laboratorio se identificó que este nuevo grupo de antibióticos pueden bloquear las infecciones causadas por Staphylococcus Aureus resistentes a los medicamentos.

Los antibióticos como la penicilina matan las bacterias al evitar la construcción de la pared, pero los antibióticos que encontramos funcionan al hacer lo contrario: evitan que la pared se rompa. Esto es fundamental para que las células se dividan. Para que una célula crezca, tiene que dividirse y expandirse. Si bloquea completamente la ruptura de la pared, es como si estuviera atrapada en una prisión y no puede expandirse o crecer.

Por su parte, el equipo encargado del descubrimiento afirma que este nuevo enfoque podría funcionar para identificar más antibióticos novedosos.