Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

El domingo 31 de enero de 2021 se conmemora el “Día mundial de la lucha contra la lepra”. En esta fecha se informa y concientiza a la población respecto a esta enfermedad, con lo que se pretende crear sensibilidad sobre la presencia que esta enfermedad tiene en algunos países de América Latina, África y Asia. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recuerda que el diagnóstico oportuno y el inicio temprano del tratamiento, es la mejor estrategia para hacer frente a la enfermedad y eliminar esta amenaza a la salud de la población. El objetivo principal es disminuir la prevalencia de la enfermedad, prevenir la discapacidad ocasionada por ella e impedir su transmisión.

En Colombia, según los registros del Sivigila, en el año inmediatamente anterior, hubo 388 nuevos casos, lo que representa una tasa de 0,77 x 100.000 habitantes[1]. Por fortuna, la tendencia de las estadísticas tiende a mantenerse, aunque lo ideal es erradicar definitivamente este padecimiento del territorio colombiano.

Hay que recordar que la lepra es una enfermedad infecciosa, que afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, la mucosa del tracto respiratorio superior y los ojos; el diagnóstico oportuno permite brindar el tratamiento en la primera etapa, con lo que se puede prevenir la discapacidad. La lepra es curable.

En los países menos desarrollados y con deficientes condiciones de salud pública, los pacientes tienen la tendencia a ocultar su situación, por temor a ser marginados, por lo que no reciben atención oportuna y adecuada, provocando que los daños sean permanentes, además con el peligro de contagiar a las personas de su núcleo familiar.

El tratamiento con el que se cura la lepra es sencillo y eficaz, además se brinda de forma gratuita en todos los países, gracias al acuerdo alcanzado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con las compañías fabricantes. Por lo que es primordial que se dé a conocer esta información de forma masiva y así detectar a todos los enfermos y asegurarles un tratamiento adecuado.

Esta celebración se originó el 31 de enero de 1954, tras las movilizaciones y manifestaciones promovidas por Raoul Follereau[2], en favor de los enfermos de lepra. El objetivo del señor Follereau, era sensibilizar sobre la existencia de esta contagiosa enfermedad y alejar de los afectados la imagen negativa.

Algunos datos curiosos con respecto a la lepra:

En el mundo, desafortunadamente, el cinturón de la lepra coincide con exactitud, con el cinturón de la pobreza. La lepra no se ha podido erradicar totalmente, debido a la marginación de que son objeto los afectados por esta enfermedad, a causa del miedo irracional al contagio.

La lepra no es una enfermedad mortal. Ella provoca una reducción drástica de las defensas inmunitarias en los afectados. La lepra es una enfermedad que afecta a la humanidad desde hace por lo menos 4.000 años. La lepra tiene cura desde el año 1987.

[1]https://www.ins.gov.co/buscador-eventos/BoletinEpidemiologico/2020_Boletin_epidemiologico_semana_3.pdf

[2] http://mundonegro.es/raoul-follereau-luchador-contra-la-lepra-y-el-hambre/  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica