La salud bucal es igual de importante que la referente a cualquier otra parte del cuerpo o la mente. Es por eso que cada 9 de febrero se conmemora en México el Día Nacional del Odontólogo. Con esto también se reconoce a todos los profesionales de la materia que con su trabajo diario evitan y atienden diversos tipos de enfermedades. De hecho, durante la actual pandemia se han convertido en uno de los sectores más vulnerables. Resulta muy complicado ofrecer consultas a distancia porque se requiere del servicio presencial.

Ahora bien, de acuerdo con la Asociación Mexicana Dental, actualmente existen alrededor de 70 mil odontólogos registrados en nuestro país.

Por su parte, esta celebración no sólo fue creada para reconocer el trabajo de este gremio sino también para promover hábitos correctos en la población. Actualmente se estima que las enfermedades bucales constituyen un problema de salud pública en el país. Afectan a la población de todas las edades y generalmente se podrían prevenir o atender desde un inicio si las personas acudieran a una revisión anual desde la infancia.

¿Un odontólogo es un doctor?

En tanto que una de las dudas que persisten en la actualidad es si realmente un odontólogo puede ser considerado como médico. Hasta hace algunos años se afirmaba que no desde el hecho de que tienen una formación distinta y los planes de estudio no se parecen en lo absoluto.

Pese a lo anterior, a partir del 2019 todo cambió. Como parte de la revisión anual de la Real Academia Española (RAE) se modificó la definición de “doctor”. Con esto, por primera vez se reconoció que el término también puede referirse a un odontólogo y no sólo a un médico.

En este caso, todo inició en 2016 como una propuesta del Consejo General de Dentistas. Ellos pidieron que se aceptara el uso del término “doctor” para referirse al colectivo profesional de dentistas. La solicitud se sustenta en el origen de la profesión. Son son los únicos profesionales, junto con los médicos, con la capacidad autónoma de diagnosticar, tratar una patología y prescribir fármacos.

Profesiones que se pueden complementar

Mientras que por otra parte, lo más importante es que ambas profesiones pueden complementarse en beneficio del paciente. De hecho, se estima que un odontólogo debería tener las capacidades de poder detectar a tiempo el cáncer de garganta y otros problemas de gravedad. De esta manera, en caso de identificar algún indicio lo correcto es canalizar a la persona con el especialista correspondiente.

En el sentido opuesto, un médico también debe hablar con sus pacientes sobre la importancia que tiene la salud bucal para alcanzar un desarrollo pleno. De esta manera lo puede alentar y encaminar con un odontólogo para que reciba la atención y los tratamientos que requiera.