La diabetes es, todavía, una de las causas líderes de muerte en México. No solo es responsable de 1 de cada 7 fallecimientos en el país. También especialistas han criticado repetidamente que la enfermedad no se atiende con la urgencia adecuada. Parte de este reto, es conseguir un adecuado control de la condición. Para ello, se necesitan mejores herramientas de evaluación.

Un especialista mexicano trabaja precisamente en una tecnología con este fin. Se trata de una “trampa láser”, también conocida como pinza óptica. De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), este sistema se usa en el diagnóstico de cáncer. Pero el experto José Luis Hernández Pozos quiere usarla para medir el daño causado por la diabetes.

Tecnología de calibre mundial para el tratamiento de la diabetes

El investigador pertenece a la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa (UAM-I). Asegura que esta herramienta se utiliza ampliamente desde 1980. La pinza óptica proyecta dos láseres, enfocadas a través de un microscopio, sobre partículas pequeñas. Con esta tecnología, se pueden capturar y manipular los glóbulos rojos. Así, se puede observar su tamaño y elasticidad. Teóricamente, con estos datos se podría medir el deterioro causado por la diabetes.

De acuerdo con Hernández Pozos, la hiperglucemia es un factor de riesgo importante en la diabetes. Su incidencia provoca cambios en las proteínas plasmáticas y tisulares del paciente. Estas alteraciones, a su vez, provocan efectos de salud indeseables. Específicamente, reducen la elasticidad de los glóbulos rojos. Las células, por este efecto, pierden la capacidad de fluir con libertad por capilares estrechos. Esto puede provocar neuropatías, nefropatías y amputaciones.

Esta tecnología que ha generado la UAM-I ha probado ser poderosa. Puede determinar el grado de alteración de los eritrocitos por un grave problema nacional, [la diabetes]. Esta enfermedad ya ha alcanzado proporciones de pandemia tanto en el país como a nivel internacional. Por eso, [esta innovación] tiene potencial de aplicación biológica y en la manipulación de células u organelos.

Una vez perfeccionada la trampa láser, solo se necesitaría una gota de sangre para el análisis. Al medir la elasticidad de los glóbulos rojos, incluso se podría diagnosticar la diabetes. Sin embargo, el especialista señala que la técnica todavía debe superar algunos retos. Principalmente, porque la hiperglucemia no es la única razón por la que estas células sufran de este deterioro específico.