La pandemia continúa en aumento tanto en México como en el resto del mundo. Aunque pasan los meses, no se ha logrado conseguir un control real y eso ha derivado en afectaciones que se prolongan por más tiempo. Ahora mismo varios países europeos como Italia, España, Portugal y el Reino Unido han tenido que recurrir a nuevos confinamientos para detener la transmisión de la enfermedad. De hecho, ahora se han presentado más nuevos contagios diarios que hace medio año durante la primera ola de casos.

Ahora bien, un tema que ha estado en discusión es el referente con las pruebas para detectar casos Covid-19. En el caso de México, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha externado en diversas ocasiones que no es conveniente su aplicación masiva porque representa una pérdida de recursos. Mientras que en otras naciones se afirma que ha sido un factor para identificar desde un inicio los casos sospechosos.

Principales pruebas disponibles

Por su parte, se debe recordar que a la fecha existen dos pruebas principales para la detección del virus SARS-COV-2 en humanos. La primera es la PCR que requiere la extracción de mucosidad de una persona y cuyo resultado demora entre 24 y 72 horas dependiendo del laboratorio. Aunque es muy incómoda mantiene una aceptable precisión con respecto a la identificación de la enfermedad.

Mientras que la segunda opción es la Prueba Rápida de Detección de Anticuerpos y se recomienda realizar a partir del séptimo día de haber iniciado síntomas de la enfermedad respiratoria. Consiste en analizar una pequeña muestra de sangre para identificar anticuerpos IgM e IgG. Su resultado se puede obtener 15 minutos después de la toma de la muestra, aunque la efectividad de su resultado es baja.

Con lo anterior en mente, el mayor problema de ambas pruebas es que suelen equivocarse en sus resultados. En ocasiones salen negativas en pacientes infectados y positivas en personas que no tienen la Covid-19. Por eso ahora se ha desarrollado una nueva opción que se caracteriza por una eficacia bastante superior.

Otra alternativa para detectar infectados

A partir de una investigación de la Escuela de Medicina de Baylor enfocada en la célula inmunitaria T se realizó un estudio con dos mil 200 personas en Italia. Lo que se obtuvo es que la nueva prueba sólo falló en el tres por ciento de los casos. Por lo tanto se trata de la alternativa con la más alta efectividad del mundo.

A raíz de lo anterior se analiza la posibilidad de solicitar los trámites necesarios para que la prueba sea comercializada. De comprobarse su alta efectividad sería de gran ayuda para identificar con precisión los casos Covid-19 y poner en aislamiento a las personas para evitar que se generen más contagios.