Disfunción eréctil, una de las razones por las que el paciente acude a consulta

298

Existen todavía muchos tabúes en lo que se refiere a la atención médica. Aunque los profesionales de la salud y el campo de la medicina en general han evolucionado significativamente en los últimos años, muchos pacientes todavía se niegan a comentar algunos padecimientos con sus médicos generales. Una de estas condiciones es la disfunción eréctil.

Con lo anterior en mente, se estima que la mayor parte de los casos de disfunción eréctil en menores de 35 años es de carácter psicógeno (es decir, se originan de problemas psicológicos tales como el estrés y la ansiedad), sin embargo, hasta el 85 por ciento de los pacientes mayores de 50  años presentan una condición orgánica, ocasionada por factores físicos como la diabetes o una enfermedad vascular.

Más allá de su origen, la prevalencia de la disfunción eréctil suele ser mucho más extensa de lo que los registros de consulta indican. Según estimaciones del Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts (MMAS), poco más de la mitad de todos los hombres entre 40 y 70 años experimentan estas dificultades. De ellos, el 81 por ciento tiene una condición con una gravedad de leve a moderada.

En este sentido, una de tus tareas más importantes como médico profesional de la salud consiste en asegurarte que tus pacientes varones se sientan en plena confianza de comentarte sus problemas de disfunción eréctil. Parte de esta dinámica depende de la información que tú mismo les proporciones de forma espontánea (para sensibilizarlos a que no están solos y existen formas de curar esta condición), así como tu capacidad para detectar si todo se encuentra bien en su vida sexual.

Con respecto a la difusión de la información, es necesario que difundas entre tus pacientes que existen soluciones orales, inyectables, mecánicas y quirúrgicas para enfrentar la disfunción eréctil. Conforme comprendan que existen opciones para todos los gustos y casos, tendrán más confianza al hablar contigo y empezarán a cuidar tanto de su salud como de la calidad de su vida sexual.

Para no intimidar a tus pacientes con procedimientos que pudieran parecer más agresivos, lo ideal es comenzar con recomendaciones de tratamientos orales, entre los que se ubica Levitra, de la farmacéutica Bayer, efectivo en disfunción eréctil leve o moderada y especialmente pensado para pacientes difíciles de tratar (diabéticos, hipertensos, prostatectomizados o con dislipidemia). El medicamento es ideal como una alternativa de primera línea para esta condición.