Efectos de la terapia de testosterona en la densidad mineral y fuerza ósea en hombres mayores de 65 años

0
268
Skeleton-System-Pro-III-Sistema-Oseo-Aplicaciom-Medica

Dada la alta incidencia con la que cuenta la osteoporosis en México, se espera que para 2050 este padecimiento provoque una carga financiera de alrededor de 4 mil 88 millones de dólares. Asimismo se espera que 1 de cada 20 hombres mayores de 50 años hayan sufrido para entonces de alguna lesión derivada de dicha condición, la cual en una buena cantidad de casos se deriva de una baja densidad mineral y fuerza ósea provocada por la falta de testosterona.

Conforme la expectativa de vida aumenta de forma estable en todo el mundo, cada vez más pacientes empiezan a exponerse a la andropausia (LOH) y, por ende, la pérdida de testosterona. Aunque frecuentemente se relaciona esta condición con la pérdida de potencia sexual, también existe un deterioro significativo en el sistema óseo de los hombres.

Si bien todos los hombres mayores de 40 años pueden comenzar a desarrollar andropausia, los efectos son más notables y generalizados a partir de los 65 años, pues los niveles de testosterona pueden llegar a reducirse en hasta 1 por ciento cada 12 meses a partir de entonces. Lo anterior, a su vez, provoca una mayor tasa de mortalidad y morbilidad por osteoporosis debido al deterioro del sistema óseo.

Afortunadamente, diversas pruebas farmacológicas confirman que las terapias de testosterona pueden ser un tratamiento efectivo. En The Bone Trial of the Testosterone Trials, se demostró que incrementan, en un año, hasta 6.8 por ciento la densidad volumétrica mineral ósea del hueso trabecular de la columna, al tiempo que provocan un cambio positivo de 8.5 por ciento en la fuerza del mismo.

Otros huesos en la columna y la cadera también se vieron beneficiados por el tratamiento de testosterona, aunque en menor medida (de entre 1 y 4.2 por ciento). Sin embargo, como se trató de un estudio con una duración de únicamente un año, se puede razonar que terapias más prolongadas pueden ser mucho más contundentes al mejorar la condición de los pacientes.

Una de las alternativas más convenientes para tratar la densidad mineral y fuerza ósea resulta Nebido de Bayer, una preparación de undecanoato de testosterona de administración intramuscular que permite una absorción efectiva de la hormona y requiere una menor cantidad de aplicaciones comparado al promedio. Además, en un estudio clínico de 5 años de duración, se confirmó su papel en la reducción del peso, el mejor perfil de lípidos, la menor presión sanguínea y la superior fuerza muscular de los pacientes.

Taboola