x

Ejercicio aeróbico ayuda a la función cognitiva

Ejercicio aeróbico ayuda a la función cognitiva

La disminución de la función cardiorrespiratoria y el rendimiento muscular unido a la edad avanzada y a la inactividad física pueden disminuir significativamente la capacidad funcional de una persona de edad avanzada 1. En las personas mayores se presenta al menos una afección médica crónica, sino múltiple, como hipertensión, diabetes, artritis, etc. 2

El mantenimiento de las funciones cognitivas durante el envejecimiento es un requisito previo para la independencia funcional, una mejor calidad de vida y la salud en general 3.

Algunos estudios destacan los beneficios neurológicos y los efectos protectores sobre la capacidad y el desempeño cognitivo que tiene el ejercicio físico regular, el cual contribuye a mejorar el deterioro a lo largo del envejecimiento 4, 5. Además, es ampliamente conocido que el ejercicio físico aeróbico es esencial para contrarrestar el sobrepeso, la obesidad e incrementar la aptitud aeróbica 6.

En general, el ejercicio físico regular y el aumento de la aptitud aeróbica se asocian con una disminución en la mortalidad y la morbilidad por diferentes causas, en los adultos de mediana y avanzada edad 7.

Entre los tipos de actividad física específica y de bajo coste que se suelen realizar como parte del ocio, está la caminata. Este tipo de actividad es cada vez más utilizada como un medio de promoción de la salud y de prevención de enfermedades en los adultos mayores 8 y juega un papel relevante en la participación de conductas de estilo de vida saludables, previniendo o retrasando el deterioro cognitivo relacionado con la edad y la aparición de la demencia 9 contribuyendo al mejoramiento en la independencia funcional, la capacidad cardiovascular, el riesgo de diabetes y previene el riesgo de caídas 10.

Basados en que la actividad física y específicamente la caminata, presentan un valor potencial en las actividades cotidianas en los adultos mayores, y donde el entrenamiento prolongado a intensidades aeróbicas moderadas, da como resultado adaptaciones fisiológicas, que incluyen aumento de volumen sanguíneo, densidad capilar, tamaño y densidad mitocondrial, mejor movilización de la condición cardiorrespiratoria 11, se considera que la práctica sistemática de la caminata de moderada a vigorosa intensidad, podría producir cambios significativos sobre el estado cognitivo.

Algunos estudios han utilizado la caminata como intervención para mejorar la cognición 12, 13 y la aptitud aeróbica 14 de adultos mayores, independientemente del tipo de dolencia.

En consecuencia, el estado cognitivo y la aptitud aeróbica mejoran debido a los efectos positivos que produce el ejercicio (caminata) sobre el flujo sanguíneo cerebral 15, además, los mejores niveles de aptitud aeróbica pueden estar asociados con un aumento del volumen del hipocampo, lo que podría conducir a un mejor rendimiento en la memoria de los adultos mayores 16.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Fielding RA. The role of progressive resistance training and nutrition in the preservation of lean body mass in the elderly. J Am Coll Nutr 1995; 14: 587-94.
  2. National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion. Unrealized Prevention Opportunities: Reducing the Health and Economic Burden of Chronic Disease. Atlanta, GA: Centers for Disease Control and Prevention; 1997.
  3. Guimarães A, Rocha S, Barbosa AR. Exercise and cognitive performance in older adults: a systematic review. Medicina (Ribeirão Preto) 2014; 47 (4): 377-86.
  4. Miller DI, Taler V, Davidson PSR, Messier C. Measuring the impact of exercise on cognitive aging: methodological issues. Neurobiol Aging 2012; 33: 29-42.
  5. Wang HX, MacDonald SWS, Dekhtyar S, Fratiglioni L. Association of lifelong exposure to cognitive reserve-enhancing factors with dementia risk: A community-based cohort study. PLoS Medicine 2017; 14 (3): e1002251.
  6. Ismail I, Keating SE, Baker MK, Johnson NA. A systematic review and meta-analysis of the effect of aerobic vs. resistance exercise training on visceral fat. Obes Rev 2012; 13: 68-91.
  7. DeJong A, Franklin BA. Prescribing exercise for the elderly: Current research and recommendations. Curr Sports Med Rep 2004; 3: 337-43.
  8. Prohaska TR, Eisenstein AR, Satariano WA, Hunter R, Bayles CM, Kurtovich E, et al. Walking and the preservation of cognitive function in older populations. Gerontologist. 2009; 49 Suppl 1: S86-93.
  9. Bielak AA, Cherbuin N, Bunce D, Anstey KJ. Preserved differentiation between physical activity and cognitive performance across young, middle, and older adulthood over 8 years. J Gerontol B Psychol Sci Soc Sci. 2014; 69 (4): 523-32.
  10. Chou WT, Tomata Y, Watanabe T, Sugawara Y, Kakizaki M, Tsuji I. Relationships between changes in time spent walking since middle age and incident functional disability. Prev Med 2014; 59: 68-72.
  11. . Thomas A, Dennis A, Bandettini P, Johansen-Berg H. The effects of aerobic activity on brain structure. Front. Psychol 2012; 3: 86. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2012.00086
  12. Kramer AF, Hahn S, Cohen NJ, Banich MT, McAuley E, Harrison CR, et al. Ageing, fitness and neurocognitive function. Nature 1999; 400 (6743): 418-9.
  13. Dumurgier J, Elbaz A, Ducimetière P, Tavernier B, Alpérovitch A, Tzourio C. Slow walking speed and cardiovascular death in well functioning older adults: prospective cohort study. BMJ 2009; 10: 339: b4460.
  14. Rikli R, Edwards DJ. Effects of a three-year exercise program on motor function and cognitive processing speed in olderwomen. Res Q Exerc Sport 1991; 62 (1): 61-7.
  15. Binu T, Uma Y, Benjamin T, Peiying L, Benjamin L, Rong Z, et al. Life-long aerobic exercise preserved baseline cerebral blood flow but reduced vascular reactivity to CO. J Magn Reson Imaging 2013; 38: 1177-83.
  16. Erickson KI, Prakash RS, Voss MW, Chaddock L, Hu L, Morris KS, et al. Aerobic fitness is associated with hippocampal volume in elderly humans. Hippocampus 2009; 19 (10): 1030-9.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD