Los principales factores de riesgo para el cáncer de hígado son la hepatitis B y C, el hígado graso y diferentes tipos de cirrosis y en México es la tercera causa de muerte. Sin embargo, existen muy pocas unidades médicas que cuentan con un equipo multidisciplinario.

En México se registran 5 mil decesos por cáncer

En México, cada año se registran 5 mil decesos y ocupa el segundo lugar en mortalidad por cáncer de hígado a nivel mundial y en el marco del mes Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Hígado, Mayra Galindo, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer A.C., lamentó que, a pesar del aumento de casos y decesos por este tumor maligno, no se ha dado prioridad y su atención y esto es un reto para el sistema de salud pública.

Tal y como ha expresado, “fuera de las grandes instituciones especializadas o con la capacidad de atender a este tipo de padecimientos, el manejo de esta enfermedad es muy complicado porque existen pocas unidades médicas que cuenten con clínicas de hígado para el abordaje multidisciplinario o con especialistas adecuados para el diagnóstico”.

Además, existe falta de disponibilidad de tratamientos en las instituciones de salud, a pesar de que en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud están incluidos.

Una dieta alta en lípidos y carbohidratos entre los factores de riesgo

Por su parte, la doctora Margarita Dehesa, médica internista con subespecialidad en hepatología y miembro de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática A.C. (Fundhepa) destacó que el cáncer hepatocelular es la forma más común de cáncer de hígado en adultos y dado que es una enfermedad que avanza rápidamente, su supervivencia es de uno a tres años.

Algunos factores de riesgo asociados son el hígado graso, la hepatitis B y C, los diferentes tipos de cirrosis, así como una dieta alta en lípidos y carbohidratos, enfermedades metabólicas hereditarias y hepatitis tóxicas por fármacos o hierbas.

Es por eso por lo que es muy importante actualizar las guías de práctica clínica disponibles para el manejo del cáncer de hígado en México, promover su difusión y conocimiento entre los médicos en todos los niveles de atención. Los especialistas coinciden en señalar la importancia de homologar la atención en los sistemas de salud pública del país, fortalecer desde la prevención e identificación temprana, hasta el acceso a tratamientos específicos para todos los pacientes.