El decálogo para fortalecer la relación con tus pacientes dentro del consultorio

En la actualidad no es suficiente con ser un buen médico sino que se deben de superar las expectativas de los pacientes.

0
96

Dentro del gremio de la salud existen miles de profesionales de la salud. Es por eso que no es suficiente con ofrecer un buen servicio porque los pacientes pueden cambiar de profesional en cualquier momento. Lo ideal es que te conviertas en un médico que supere todas las expectativas.

De esta manera, más allá de la revisión y el diagnóstico, debes de ofrecer una atención de calidad que enamore al paciente. Al hacerlo te convertirás en su médico de cabecera y a su vez provocará que más personas acudan contigo. Para que sea una actividad más sencilla te compartimos diez consejos útiles que te serán de gran ayuda.

Cumple tus promesas
Si quedaste con el paciente de llegar en cierto horario o aseguraste que lo llamarías en un determinado momento, cumple tus promesas.

Trata al paciente sin discriminación
Hacer comentarios que puedan herir la integridad del paciente podrían restar puntos a la generación de confianza que pretendes alcanzar. Trata a todos tus pacientes con respeto, tolerancia y equidad.

Muestra interés
Si el paciente recuerda que lo que comió hoy en la mañana puede ser relevante para el diagnóstico, por burdo que esto parezca, muestra interés. Esta ligera operación social es muy valiosa porque el paciente se sentirá escuchado, útil y en confianza.

Calidad del servicio
No basta tu expertise al momento de tratar a un paciente, es necesario hacerlo visible. Procura que la calidad en tu servicio sea el motor de la consulta, demuestra liderazgo y una buena conducción del interrogatorio. Esto, además, de fortalecer tu imagen profesional, genera confianza.

La opinión pública cuenta
Una buena reputación en el espacio público, llámese medios de comunicación e internet son clave para que tu consultorio y tu imagen sean de confianza. Verifica que no tengas malas notas en la Web y responde a los comentarios negativos.

Infórmalo
De la mano del punto anterior, si el paciente tiene una duda sobre algo o percibes que no entiende lo que dices, involúcrate e infórmalo. Esta es la clave para generar la confianza que necesita para preguntarte.

Responde a su necesidad
El paciente llega a ti por una dolencia, algo que le afecta y que le preocupa. Procura que tu intervención genere menos dudas de las que ya tiene y, en la medida de lo posible, ayúdale a resolverlas.

La opinión de la paciente es fundamental
Si el paciente sale contento de la consulta, te recomendará y, probablemente, te vas a convertir en el médico de cabecera de una familia, sus amigos y conocidos. Procura que la experiencia del paciente sea excelente.

Reconoce tus equivocaciones
Evita ser arrogante o tratar al paciente como si no supiera nada. Probablemente así sea, desconoce mucho de la práctica médica, pero es tu deber orientarlo y conducirlo para mejorar su salud integral.

Sé claro al momento de hablar sobre dinero
Cuando establezcas fechas, plazos y, sobre todo, dinero, procura ser lo más claro posible para generar más confianza en el paciente.

Taboola