Ante el descuido de los últimos gobiernos por la salud en nuestro país, hoy se vive un preocupante déficit de personal. Con base en la Secretaría de Salud (SSa), hacen falta 200 mil médicos, de los cuales 123 mil corresponde a generales y el resto a especialistas. La consecuencia se puede apreciar en las unidades públicas que lucen a su máxima capacidad y los largos períodos de espera que se necesitan para recibir atención.

Especialización médica para todos

Ante esta situación, hace unos días el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó su estrategia para combatir la falta de especialistas. Señaló que el interés de los jóvenes por especializarse existe pero carecen de oportunidades. Por lo tanto, se comprometió a ofrecer 30 mil becas para que médicos generales puedan estudiar en el extranjero.

De esta manera, agregó que su objetivo es que para el final del sexenio ya no exista déficit de especialistas en México. Inclusive se comprometió a que ya no habría médicos generales rechazados en la prueba para obtener una residencia.

Faltan lugares en el ENARM

Ahora bien, aunque no se brindaron mayores detalles de la propuesta, la idea luce bien aunque existen algunos inconvenientes. El mayor es el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) porque a la fecha se desconoce su futuro. Se trata de la prueba que deben aplicar todos los médicos generales para poder especializarse. Uno de sus mayores problemas es que sólo obtienen un lugar 2 de cada 10 galenos que lo presentan.

Por otra parte, si se cumple lo mencionado por el mandatario de las becas en el extranjero, se cubriría la mayoría de la demanda. Con esto en mente, no tendría sentido que continuara el ENARM. Por lo mismo, podría estar condenado a la desaparición, además de que en días recientes se anunció una investigación por la presunta venta de plazas en sus ediciones pasadas.

De igual forma, el propio AMLO señaló que no existirían restricciones para los médicos interesados en especializarse en el extranjero. El único requisito será que a su regreso deban trabajar en hospitales públicos como retribución al país.

El futuro del ENARM

La otra opción es que el ENARM continúe porque sin importar el número de becas que se ofrezcan, siempre van a existir médicos generales en búsqueda de una especialización. Para todos ellos es necesario que se mantenga la prueba.

Finalmente, también existe la posibilidad de que el ENARM se mantenga pero con ciertas modificaciones. Su transformación es necesaria ante las sospechas de actos ilegales. Por lo tanto es necesaria una mayor transparencia para el proceso de asignación de residencias.

Mientras tanto, es un tema que ha causado un fuerte debate porque se desconoce el futuro del ENARM y las becas anunciadas por el gobierno.

Y en tu caso, ¿qué consideras que se deba hacer con el ENARM?