El desabasto en México dejó de ser una leyenda urbana para convertirse en una dolorosa realidad. A decir del Colectivo Cero Desabasto, durante 2020, el número de recetas no surtidas efectivamente en hospitales públicos se triplicó, superando los 16 millones de casos.

La misma fuente puntualiza que del total de recetas no surtidas, 15.9 millones corresponden al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cifra que equivale al 8% de las 203 millones 340 mil recetas que el IMSS expidió en 2020. De las 15.9 millones de recetas no surtidas, 12 millones 35 mil fueron negadas y 3 millones 820 mil surtidas de manera parcial.

Un dato impactante, a decir del mismo colectivo: en 2019 y 2020 hubo un incremento de 10 millones de recetas no surtidas efectivamente en el IMSS. Es decir, sumados los dos años, el Seguro Social dejó de surtir efectivamente 20 millones 889 mil recetas.

En el caso del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), advierte el Colectivo Cero Desabasto, entre 2019 y 2020 se expidieron 64 millones 957 mil recetas, de las cuales 63 millones 155 mil fueron atendidas (97%) y un millón 801 no surtidas efectivamente(3%). Solo en 2020, el ISSSTE expidió 28 millones 283 mil recetas, de éstas atendió 27 millones 291 mil y 992 mil no fueron surtidas efectivamente.

Lo cierto es que el tema con la UNOPS, la agencia de Proyectos Especiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no ha terminado de hacer la compra masiva de medicamentos que le encargó el gobierno federal. Parece que el tema de fondo, después de tantos meses de marasmo, es la falta de cumplimiento de pago por parte del gobierno federal, porque el organismo había aclarado que no podría hacer su trabajo hasta que estuviera totalmente cubierto el pago.

Otro tema es que la mayoría de los proveedores que concursaron mediante la UNOPS son farmacéuticas nacionales, o bien, transnacionales que operan en México. En otras palabras, de todas formas, el negocio farmacéutico se quedará casi en su totalidad en nuestro país, pero habrá que pagarle su comisión millonaria a la agencia de la ONU, además del desabasto ocasionado, la falta de acceso para los pacientes y la extensión de contratos de lo cual nadie sabe nadie supo… ¿Todavía habrá quien piense que fue una buena jugada del gobierno?

De esta manera, el desabasto se convertirá en el gran tema de salud después de la pandemia de Covid-19. El problema es de tal magnitud que ya empezó a afectar también al mercado privado, donde hay una sobredemanda, porque la lógica indica que si uno va al sector salud a atenderse y a obtener los medicamentos, pero ahí no nos surten la receta, entonces uno va a la farmacia de nuestra preferencia a comprarla. Esto, multiplicado por 20 millones de recetas, es lo que ha ocasionado la sobredemanda en el mercado privado señalada párrafos atrás.

Empero, a esta altura, dicha práctica de no surtir las recetas en el sector salud ya generó desabasto también en el mercado privado. Cadenas como Farmacias del Ahorro ya enviaron un comunicado diciendo que no cuenta con alrededor de 21 medicamentos y así andan otras más. La realidad es que si hoy se hicieran las compras, se adjudicaran contratos y estos se firmaran de inmediato, todo el proceso de abastecimiento de fármacos ocurriría en un tiempo mínimo de cinco meses, no menos. Estamos hablando del mes de octubre. Así que esto va para largo.

La HTA, un problema mayúsculo

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, que pone el énfasis en la importancia de diagnosticar y tratar a la hipertensión arterial (HTA), pues es uno de los principales factores de mortalidad en México y en el mundo.

Esto se confirma en la más reciente Encuesta Nacional de Salud (Ensanut) de 2020 revela que la prevalencia de la HTA en adultos mexicanos de más de 20 años ha ido en aumento, pues en la actualidad está en 34%, lo cual quiere decir que, uno de cada tres adultos mexicanos es hipertenso, aunque muchos no lo saben, porque sobre todo al inicio suele no dar síntomas.

Lo anterior se agrava con el hecho de que muchas de las personas que se saben hipertensas, la mayoría no acude al médico, y de quienes sí lo hacen, la mayoría no toma sus tratamientos como se los prescribe su médico, por varias razones: 1) porque no se sienten tan mal, 2) no tienen para comprar el medicamento y 3) no les gusta tomar diversos medicamentos de forma simultánea.

Lo cierto es que debemos poner atención en ello, asistir al médico de confianza con frecuencia, llevar una alimentación correcta, hidratarse bien, y en caso de vivir con HTA y tomar el tratamiento farmacológico como se lo haya indicado su doctor. En suma, a cuidarse del también llamado “asesino silencioso”.

Estetoscopio

El vocero de la gestión de la pandemia en México, Hugo López-Gatell, afirmó, con respecto a la aprobación y uso de vacunas en México contra Covid-19, que solo la SSA y la Cofepris serán las instancias encargadas de evaluar y determinar con base en investigación clínica y evidencia científica su uso o no en el país. Hagamos votos para que así sea.

Jorge Arturo Castillo es licenciado en Ciencias de la Comunicación (CC) y maestro en Relaciones Internacionales (RI) por la FCPyS de la UNAM. Es socio director de Comunicación CM, desde donde edita medios especializados en las industrias farmacéutica, salud, energía y tecnología. Es profesor de periodismo de la carrera de CC, en la UNAM, desde hace más de 27 años. Es generador de contenidos y ha desempeñado diversos cargos periodísticos en los principales medios de comunicación en México, así como algunos internacionales.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación (CC) y maestro en Relaciones Internacionales (RI) por la FCPyS de la UNAM. Es socio director de comunicación en CM, desde donde edita en medios especializados sobre industrias como farmacéutica, salud, energía y tecnología. Es profesor de periodismo de la carrera de CC en la UNAM, desde hace más de 27 años. Es generador de contenidos y ha desempeñado diversos cargos periodísticos en los principales medios de comunicación en México, así como algunos internacionales.