El ISSSTE relanzará servicio de Telemedicina para cubrir zonas geográficas remotas

El servicio de Tele-consulta ayudó al ISSSTE a ahorrar 65 millones de pesos en 2016 y alrededor de 73 millones de pesos en 2018.

0
91

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) es pionero en México y Latinoamérica en incorporar las tecnologías de la comunicación e información a los servicios de salud, al reequipar su red con 174 sistemas de Tele-consulta, con una proyección de aumentar a 355 en dos años a nivel nacional.

El Director General del Instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda, detalló que el relanzamiento de esta estrategia permite al Instituto agilizar el acceso de los derechohabientes radicados en zonas geográficas remotas a consultas médicas de especialidad y subespecialidad, desde sus unidades médicas de origen, además de generar ahorros por viáticos en traslado de pacientes.

Apoyo mutuo

Anunció que en breve, el ISSSTE -cuya experiencia en Telemedicina data de 1995-, apoyará al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el desarrollo de un programa de capacitación a su personal médico para implementar la Tele-consulta.

La Telemedicina simplifica trámites, reduce tiempos de espera en programación de citas, optimiza el aprovechamiento de los recursos humanos altamente calificados y aumenta la capacidad resolutiva de los hospitales generales, regionales y del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, mientras los pacientes reciben la atención de un especialista en el momento preciso y oportuno.

La Jefa del Departamento de Regulación y de los Sistemas de Atención de la Dirección Normativa en Salud, Angélica Rodríguez Ortega, dijo que a través de la Telemedicina se otorgan consultas a distancia en las 15 especialidades y subespecialidades de mayor demanda a nivel nacional, como son: cardiología, neurología, urología, traumatología, ortopedia, ginecología, oftalmología, medicina interna, dermatología, otorrinolaringología, oncología médica y quirúrgica, hematología, psiquiatría, gastroenterología y reumatología.

Pese a que en seis años no se invirtió en reequipamiento de equipos de videoconferencia en Telemedicina y varios aparatos se deterioraron y dejaron de funcionar, la Tele-consulta ayudó al organismo a ahorrar 65 millones de pesos en 2016 y cerca de 73 millones en 2018.

Ahora, el ISSSTE aprovecha esta área de oportunidad al duplicar los equipos de Tele-consulta y se propone a incrementar el ahorro presupuestal de manera significativa.

Taboola