El (mínimo) aumento en el número de plazas que ha tenido el ENARM en el último lustro

Durante los últimos años ha existido un incremento exponencial en el número de médicos que presentan el ENARM, pero las vacantes siguen siendo insuficientes

337

Estudiar Medicina no es nada sencillo por tratarse de una profesión más extensa que el resto. Aunque al finalizarla todavía existe un paso más que algunos deciden emprender. Se trata de enfrentarse al Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM). La prueba es demasiado compleja, aunque el mayor inconveniente es que existen muy pocas vacantes disponibles.

Por tal motivo, muchos médicos denuncian que se trata de un examen engañoso. La alta demanda provoca que inclusive quienes cumplen con el puntaje mínimo requerido de cada especialidad no obtengan una plaza.

Evolución del ENARM

A su vez, existe otro fenómeno que se ha presentado a lo largo de los últimos años. Mientras que ha existido un incremento exponencial en el número de médicos generales que presentan el ENARM, las vacantes disponibles sólo han visto un aumento bastante pequeño. Como muestra puedes observar la siguiente tabla.

Año – Total de aspirantes – Plazas

  • 2019 – 42 mil 680 – 9 mil 480
  • 2018 – 46 mil 200 – 9 mil 000
  • 2017 – 38 mil 800 – 8 mil 480
  • 2016 – 34 mil 874 – 7 mil 772
  • 2015 – 28 mil 533 – 7 mil 735

A partir de la información proporcionada por la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) es posible analizar la evolución que ha tenido el ENARM. Durante el último lustro es donde se ha visto un mayor interés por presentar esta prueba.

Como comentamos previamente, algo significativo es que en la edición de este 2019 existió un menor número de médicos que presentaron el ENARM. Para algunos, esto puede significar que muchos han perdido interés en el examen o tal vez el miedo provoca que ni siquiera hagan el intento de presentarlo.

No es un tema menor porque las cifras actuales señalan que prácticamente ocho de cada 10 galenos que presentan el ENARM son rechazados. Aunque a pesar de esta situación, los últimos gobiernos no han hecho nada por buscar una solución real. El ofrecer un verdadero incremento en el número de plazas ofrecidas sería la solución ideal.