Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

Con los crecientes avances en la tecnología, las redes sociales se han convertido en una de las formas de comunicación más utilizadas en el mundo actual. Existen múltiples plataformas de redes sociales, que permiten la creación de redes globales instantáneas.

Los sitios web y aplicaciones de redes sociales se pueden usar para compartir toda clase de información. Junto con todo en este mundo, las redes sociales tienen atributos tanto positivos como negativos.

De hecho, un artículo publicado por el Instituto de Bioética de la Universidad Finis Terrae señala que varias áreas de la salud mental se pueden ver seriamente afectadas por el uso indiscriminado de redes sociales.

El abuso de las RRSS ha contribuido a la expansión de los trastornos de ansiedad y depresión en los jóvenes. Hoy en día, se estima que 1 de cada 6 adolescentes va a sufrir algún trastorno de ansiedad a lo largo de su vida.

El mismo estudio afirma que los jóvenes que pasan más de dos horas diarias en Redes Sociales, son más propensos a sufrir de trastornos  mentales como la depresión, ansiedad crónica y sensación de frustración con respecto a su vida. Por otra parte, se determinó que el uso de las RRSS más populares (Twitter Facebook e Instagram) agudiza la sensación de malestar y empeora los síntomas físicos de la ansiedad: pensamientos negativos, intranquilidad, miedo, frustración, taquicardia, etc.

También te puede interesar nuestro artículo: Recomendaciones de la OMS para mejorar la atención a la salud mental en Ecuador

¿Por qué ocurre esto? 

Existen varios factores que hacen peso sobre este fenómeno. En primer lugar, la proyección de vidas idílicas y difícilmente igualables de algunos influencers (personalidades de RRSS) puede contribuir a una sensación de menosprecio e inconformidad con la propia vida. Esto es especialmente grave en jóvenes que aún están descubriendo su propia identidad.

Además, en Redes Sociales visuales, cómo Instagram, es común que se suban fotografías altamente editadas. Esto ayuda a crear estándares de belleza física poco realistas. Por último, el uso indiscriminado de las RRSS en horario nocturno, afecta seriamente la calidad del sueño de las personas. Un descanso insuficiente durante períodos de tiempo extendidos es un factor de riesgo para el desarrollo de trastornos mentales.

Señales de alerta en pacientes por el uso de Redes Sociales

En este nuevo contexto, como médico es importante estar alerta a las señales de que el abuso del uso de Redes Sociales puede estar afectando negativamente la salud mental de los pacientes.

Las señales de alerta pueden empezar como síntomas muy leves, pero con el tiempo pueden escalar hasta convertirse en un verdadero riesgo para la salud mental y la vida.

Puedes estar pendiente de lo siguiente:

  1. Los pacientes aceptan usar las redes sociales para aislarse del mundo real. 
  2. Ver a un paciente compararse negativamente con personalidades de Redes Sociales.
  3. Desarrollar una imagen propia muy negativa y pesimista.
  4. Ser víctima del ciberacoso.
  5. Pérdida de las destrezas sociales básicas.
  6. Descuidar las labores diarias, trabajo y relaciones personales.
  7. Sufrir trastornos de sueño constantes.
  8. Sensación de ansiedad al no poder acceder a las Redes Sociales.

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.