A pesar del poco tiempo que lleva Andrés Manuel López Obrador en el poder, ha ya realizado fuertes acciones. Una de las más controvertidas fue el anuncio de la desaparición del Seguro Popular. Al considerar que era inoperante decidió eliminar el programa creado durante el sexenio de Vicente Fox. Desde entonces la decisión ha sido aplaudida y cuestionada por la clase política.

En un inicio se afirmó que los afiliados serían atendidos por el Instituto Mexicano del Seguro Popular (IMSS) Bienestar. Ahora se especificó lo que sucederá con la población que forma parte de este programa social. Al considerar que la transformación será paulatina y a largo plazo, el Seguro Popular continuará brindando atención.

Fue Angélica Ivonne Cisneros Luján, titular de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, quien aclaró el tema. Aseguró que se trabaja para transformarlo en un Sistema Único de Salud para el Bienestar. Esto implica, entre otras cosas, eliminar todas las barreras de acceso a la salud que tiene el Seguro Popular. De esta manera, cualquier mexicano podrá contar con los servicios de salud que necesite, independientemente de su condición laboral.

La transformación ya inició en ocho estados del sureste del país. De forma paulatina se añadirán más entidades al Plan Nacional de Salud. Al final, dentro de poco más de dos años habrá concluido la transformación y durante este período el Seguro Popular continuará. Será hasta que se logré la unificación del sistema de salud que desaparecerá.

De esta forma, al Seguro Popular le quedan al menos dos años de vida antes de desaparecer por completo.