Dentro de un hospital todas las áreas son fundamentales para atender a los pacientes. Cada una desempeña una tarea específica encaminada a resolver todas las situaciones que se presenten. Aunque dentro del contexto actual de la pandemia, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se ha convertido en el espacio clave para mantener con vida todos los casos positivos de Covid-19.

En ese sentido, si algo ha mostrado el virus SARS-CoV-2 es su alto nivel de contagio. Aunque en un inicio se pensaba que sólo se transmitía por contacto directo con personas infectadas, hoy se sabe que no es así. Cuando se estornuda, tose o inclusive al hablar se emiten micro gotas que contienen al patógeno y generan aerosoles en donde permanece activo durante horas.

De esta manera, el uso de Equipos Personales de Protección (EPP) es obligatorio para todo el personal sanitario que atiende a los pacientes infectados. De lo contrario es altamente probable que los médicos se contagien mientras realizan sus labores. Cuando eso ocurre también existe el riesgo a posibles brotes intrahospitalarios.

Riesgo al que están expuestos los médicos

Pero ahora, a partir de un estudio realizado por el Instituto Indio de Ciencias en Bangalore, se identificó una clave para reducir la probabilidad de contagios dentro de hospitales. Lo que menciona la investigación es que el aire acondicionado en lugar de ser benéfico, resulta perjudicial porque propicia que existan más contagios.

El trabajo hace énfasis en que dentro de las UCI existen pacientes infectados que en todo momento expulsan gotas con el virus. Por lo mismo, el aire acondicionado en esa área en específico del hospital propicia que el patógeno se mantenga activo durante más tiempo en el ambiente. Al final eso afecta a todo el personal médico e inclusive aunque porten EPP existe el riesgo contante a que se contagien.

¿Qué deben hacer los hospitales?

En este caso, la investigación menciona que lo ideal es que los hospitales cuenten con extractores para expulsar el aire contaminado y mediante filtros purificar el ambiente. De esta manera se asegura contar con espacios más seguros para todos.

Por su parte, se debe recordar que hasta el momento la India reporta más de 500 médicos fallecidos por Covid-19. Se ubica en segundo lugar mundial, tan sólo por debajo de México. Al mismo tiempo que su clima cálido tendría relación con lo señalado arriba. Cuando el personal se coloca el EPP siente todavía más calor durante su jornada laboral y no se lo puede retirar durante horas. Por lo tanto, requiere de todas las facilidades posibles que le ayuden a permanecer lo más cómodo posible.

A su vez, el estudio recomienda que la misma situación se debe replicar en el resto de naciones, en especial en las que cuentan con temperaturas elevadas porque son las que suelen contar con equipos de aire acondicionado encendidos la mayor parte del tiempo.