No es un secreto que la salud es una parte fundamental dentro de cualquier gobierno. Al menos así lo ha dejado ver Andrés Manuel López Obrador, quien desde su precampaña se comprometió a lograr cambios de fondo.

Al respecto, el mandatario de nueva cuenta afirmó que su objetivo es que el sistema de salud pública de México sea similar al que tienen los países nórdicos. Ahora la diferencia es que su propósito ya tiene una fecha concreta. Será dentro de dos años cuando lo prometido se pueda apreciar.

En ese sentido, la forma en que se busca lograr el reto es mediante el Plan Nacional de Salud. Con este programa que iniciará este año, se garantiza que para el 2021 todos los mexicanos contarán con atención y medicamentos gratuitos sin excepción. Las primeras entidades en las que se implementará serán Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Chiapas, Campeche, Guerrero, Quintana Roo y Yucatán. Además, cada semestre se agregarán ocho estados hasta alcanzar la cobertura total de salud.

Adiós al cuadro básico de medicamentos

Otro punto que mencionó López Obrador para que México tenga un sistema de salud al estilo nórdico es la eliminación del cuadro básico de medicamentos. Gracias a esto, el principal objetivo es proporcionar cualquier medicina a los pacientes que la requieran, sin importar el tipo de fármaco que sea.

El cuadro básico, debemos desaparecer eso, ya ni lo voy a mencionar. El enfermo, el paciente, debe tener todos los medicinamientos. Es una pena que sí se le puede dar una medicina que está en el cuadro básico, ¿pero si no está? 140 mil pesos un medicamento contra el cáncer, ¿de dónde lo va a sacar una persona humilde?, ¿qué vamos hacer, mandarlo a su casa?