¿Era mentira? ¡Madrugar no es bueno para la salud!

Los investigadores señalan que despertarse muy pronto se relaciona con una mayor capacidad de concentración, pero también más estrés e ira

60

Las últimas investigaciones de la Universidad de Westminster señalan que madrugar podría ser altamente perjudicial para la salud cerebral.

Madrugar = más dolores corporales y síntomas de resfriado

Según los investigadores, la gente que se levanta temprano es más propensa a tener dolores musculares, dolores de cabeza, síntomas del resfriado y su estado de ánimo es peor.

Para valorar los beneficios o deficiencias que provoca el madrugar en nuestro cuerpo. La Universidad de Westminster analizó la saliva de 42 voluntarios ocho veces al día durante un periodo de tiempo de varias jornadas.

Resultados del estudio

Las muestras tomadas a primera hora del día, 07:21 de la mañana, daban unos niveles más altos de cortisol que las que se recogieron más tarde. El cortisol es la hormona que afecta al estrés del cuerpo.

Las diferencias en el número promedio de horas dormido por los dos grupos no era responsable de esto ¿Lo era haberse levantado antes? Hay que tener en cuenta que el estrés crónico está asociado a la depresión y la supresión de la inmunidad.

La secreción de melatonina

La secreción de melatonina disminuyó linealmente en un promedio del 29% dentro de los primeros 45 minutos posteriores al despertar. En contraste, hubo un marcado aumento del 112% en el cortisol, característico de la respuesta de despertar del cortisol. No se observaron diferencias diarias en la secreción de melatonina o cortisol, pero las concentraciones de melatonina fueron más bajas con el despertar posterior.

A pesar de los cambios contrastantes posteriores al despertar en estas hormonas, hubo una falta de relación entre los niveles generales o patrones de melatonina y cortisol durante este período”.

Las diferencias entre despertarse temprano y tarde

Los investigadores, dirigidos por el Dr. Angela Clow, señalaron al respecto: “Este trabajo es interesante porque puede proporcionar una base fisiológica sobre las diferencias entre despertarse pronto y tarde”.

Los investigadores señalan que despertarse muy pronto se relaciona con una mayor capacidad de concentración, pero también más estrés e ira. Los que se levantan más tarde están más relajados a lo largo del día y menos estresados”.

El estudio tomó en cuenta factores como la cantidad de horas que se durmieron con el fin de descartar mediante distintas pruebas las variables y reducir la causa definitivamente al levantarse pronto por la mañana.

Los niveles de cortisol influyen en la edad y la obesidad.

Además del estrés, la investigación aclaró que los más madrugadores también son más propensos a los dolores musculares, dolores de cabeza, síntomas del resfriado y peor carácter.

Los estallidos de cortisol preparan al cuerpo para hacer frente a situaciones de estrés mediante la liberación de la energía almacenada para accionar los músculos. El profesor Neil Douglas, director del Centro Nacional del Sueño de Escocia, reconoce también que en los niveles de cortisol influyen la edad y la obesidad.

Los beneficios de madrugar

Por último, el estudio recoge otro aspecto importante que se recabó con las pruebas, y que en este caso es positivo, madrugar va unido a una mayor capacidad de concentración. Aunque se tenga peor cuerpo, el cerebro responderá mejor a los retos que se le pongan.

Con información de Taylor & Francis.

Notas relacionadas:

Transtorno de sueño ¿Cómo combatir el insomnio pandémico o covid-somnio?

Los trastornos de sueño más frecuentes en los mexicanos durante la pandemia

INFOGRAFÍA: Hábitos de sueño en la población mundial durante la pandemia