La vida estudiantil ya es de por sí difícil. Pero para quienes se internan en la carrera de medicina, puede ser un verdadero infierno. El uso de aplicaciones móviles (apps) en el sector salud no es algo nuevo. Ya se utilizan ampliamente incluso para manejar expedientes clínicos. ¿Por qué no podrían usarse para echarle una manita a los futuros profesionales de la salud?

1Apps para tomar apuntes

Existe una infinidad de programas que permiten grabar sonido directamente con tu celular. Cualquiera servirá perfecta para que no debas anotar todo lo que se dice durante tus clases de medicina. Pero hay algunas especializadas, como SoundNote para iOS, que permiten capturar el audio y al mismo tiempo tomar notas, para que puedas guardar todo en formato audiovisual.

2Apps para estudiar

Prepararse para un examen o un cuestionario puede ser muy estresante para los estudiantes de medicina. Sin embargo, múltiples aplicaciones han logrado hacer el proceso mucho más divertido, relajado y eficaz. GoConqr permite crear mapas mentales, notas y quizzes a partir de tus apuntes. Por otro lado, StudyBlue tiene un amplio repositorio de guías y contenido de infinidad de temas.

3Apps para preparase para los exámenes de admisión

Si quieres volverte un estudiante de medicina, primero debes entrar a la facultad de tu elección. Plataformas como BenchPrep tratan de volver la experiencia en algo mucho más colaborativo. A través de este sistema, puedes conectarte con otros alumnos y comparar resultados. Asimismo, el software rastrea tu progreso y permite colaboración entre usuarios para compartir notas y guías.

4Apps para organización estudiantil

Muchos alumnos de medicina tienen una pésima forma de administrar su tiempo. Por fortuna, hay software especializado en optimizar el día de las personas. Timetable tiene una interfaz sencilla y clara que permite observar la agenda del día rápidamente a usuarios de Android. Por otro lado, opciones como My Class Schedule tienen un diseño mucho más clásico, si así lo prefieres.

5Apps para bibliografías

Una de las peores cosas de la vida académica son los trabajos. No tanto por la investigación en sí, sino por los requerimientos al momento de citar. EasyBib se encarga de convertir la información de cualquier libro de su base de datos en el formato adecuado. Entre sus opciones, ofrece los estilos MLA, APA y Chicago. Así, promete reducir el tiempo invierten los estudiantes en sus proyectos.