Los 5 principales errores de escritura cometidos por los especialistas en marketing médico

Los especialistas en marketing médico tienen la misión más complicada;  explicar temas complicados de una manera fácil ¡Evita estos errores!

  • Hay un momento y un lugar para la jerga médica, y ese lugar no es la redacción médica o las comunicaciones de marketing.
  • En todas las comunicaciones médicas, un escritor debe infundir confianza y afirmar un sentido de autoridad.
  • Es importante que los escritores médicos consideren a sus audiencias, especialmente dadas las enormes diferencias en el conocimiento.

 

Los especialistas en marketing médico tienen la misión más complicada de lo que parece;  explicar temas complicados de una manera que sea fácil de entender para una variedad de audiencias.

Para establecerte como un mejor escritor médico, evita estos errores comunes.

Los 5 principales errores de escritura cometidos por los especialistas en marketing médico

Uso excesivo de la jerga médica

Hay un momento y un lugar para la jerga médica, y ese lugar no es la redacción médica o las comunicaciones de marketing que espera que la persona promedio entienda. Incluso si intentas establecerte como un experto, estás completamente bien usar términos más comunes para las dolencias o condiciones. Si bien la caracterización de un ataque al corazón como un infarto de miocardio es precisa, el “ataque al corazón” transmite el punto más claramente a la gran mayoría de las audiencias.

Tomar demasiado tiempo para llegar al punto

El impulso de explicar tanto como sea posible es comprensible, pero si tardas demasiado en llegar al punto, los lectores se desconectarán. Desházte de cualquier “pelusa” en tu escritura y elimina cualquier oración que sea repetitiva. No importa el contenido, debes asegurarte de poder informar sin alargarlo ni hacerlo demasiado complicado.

No compartir suficientes detalles

En todas las comunicaciones médicas, un escritor debe infundir confianza y afirmar un sentido de autoridad. Las afirmaciones vagas, por desgracia, socavan esa autoridad y pueden hacer que el contenido se sienta como información errónea. Es más probable que los lectores respondan a tu mensaje si lo divides en términos más específicos.

Por ejemplo, escribir que muchas personas contraerán cáncer de piel si no se protegen del sol no tiene autoridad. Afirmar que dos de cada tres australianos tendrán cáncer de piel cuando cumplan 70 años es un hecho y hace que el lector considere el punto de datos.

No tener en cuenta a la audiencia

Es importante que los escritores médicos consideren a sus audiencias, especialmente dadas las enormes diferencias en el conocimiento y la sofisticación entre los HCP y los no HCP. Si estás escribiendo pensando en un paciente, el contenido debe suponer mucho menos conocimiento que el material dirigido a un médico. Adaptar tu contenido según sea necesario asegurará que resuene con la audiencia prevista.

No verificar dos veces los errores

Es necesario revisar tu contenido antes de publicarlo, especialmente en un negocio donde es tan importante ser objetivo. Escribir mal un número, por ejemplo, puede cambiar por completo el significado de una estadística o estudio, lo que podría socavar significativamente su autoridad. Es un paso simple para garantizar la precisión, sin mencionar preservar su reputación como escritor y comunicador.

Notas relacionadas:

Hepatitis aguda infantil: ¿Cuáles son sus síntomas y cómo prevenirla?

AMLO: México contratará 500 médicos cubanos para cubrir deficiencia de personal

¡Es oficial! FDA restringe vacuna de Johnson & Johnson