El trabajo dentro del área de la salud es bastante complicado porque realmente nunca hay tiempo libre. Además durante los últimos meses el panorama ha sido todavía peor debido a la pandemia de Covid-19. Aunque en la mayoría de países ya se observa un descenso en los contagios todavía existen otros aspectos que se deben combatir. En especial el relacionado con el apoyo a los colaboradores para brindar todo el apoyo que requieran. Todo esto adquiere relevancia debido a un caso en particular que ha generado múltiples dudas. Se trata de una enfermera que fue encontrada muerta dentro del baño de un hospital.

¿Qué ocurrió?

Este lamentable hecho ocurrió en el Hospital Regional El Cruce “Néstor Kirchner” ubicado en Buenos Aires. Todo parecía transcurrir de manera ordinaria cuando se dio aviso de una pequeña falla que revelaría el verdadero problema.

Los elementos de intendencia avisaron que la puerta de un año se encontraba cerrada por dentro y no podían ingresar. Después de horas de tocar se tuvo que solicitar una copia de resguardo para abrir el espacio. Cuando eso ocurrió se detectó una lamentable escena.

En ese momento se identificó a una enfermera muerta dentro del baño del hospital. De acuerdo con los testimonios tenía 28 años y laboraba en ese mismo nosocomio. De inmediato se solicitó apoyo y el espacio fue resguardado para analizar lo ocurrido.

Ahora bien, de acuerdo con los hechos se sospecha que se trató de un suicidio. Todavía no ha sido confirmado pero al menos es la teoría que se maneja hasta este momento.

Otro aspecto a considerar es que la joven padecía de fibromialgia. Además algunos de sus compañeros declararon que había presentado intensos dolores durante las últimas semanas. Con este antecedente se puede sospechar que tal vez fue lo que la orilló a tomar una decisión mortal, aunque todavía no se ha comprobado la verdadera causa del deceso.

Conmoción en todo el gremio de la salud

Por lo pronto, la enfermera muerta dentro del baño del hospital ha generado consternación dentro del gremio no solo en Argentina sino en todo el mundo. Todo parte de los peligros a los que se enfrentan los trabajadores de la salud, quienes en ocasiones se preocupan más por los pacientes que por sí mismos.

Al respecto, es necesario recordar que los profesionales de la salud registran la mayor tasa de suicidio en el mundo. Es casi el doble que la de la población en general. Son muchos los motivos que llevan a una persona a tomar una decisión y en algunas ocasiones se podrían evitar los desenlaces mortales si se ofreciera apoyo emocional.

Por lo pronto, ¿tú tienes colegas que hayan recurrido al suicidio?