El mundo se encuentra en medio de una de las crisis sanitarias más graves de la era moderna. La aparición de la Covid-19 ha significado un difícil reto que apenas un puñado de países han logrado enfrentar con éxito. Dentro de las claves se encuentran medidas como el cierre de fronteras e imponer el uso obligatorio de cubrebocas entre los ciudadanos. En tanto que la gran mayoría de naciones no han podido controlar el problema. Eso se puede apreciar en los constantes rebrotes que se presentan.

El inicio del problema

Ahora bien, con base en la versión oficial, los primeros casos de esta nueva enfermedad se detectaron el 31 de diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan en China. Inclusive se ha señalado que desde meses antes el virus SARS-CoV-2 ya circulaba en otros países pero no se ha podido comprobar por completo. Aunque a grandes rasgos se podría considerar al 2020 como la fecha de arranque. Fue cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó la pandemia y desde entonces nada ha sido igual.

También es necesario mencionar que no es la primera vez que un integrante de la familia de los coronavirus se detecta en el mundo. A inicios de este siglo también aparecieron el Síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y el Síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS) en Asia. En su momento también fueron graves problemas pero lograron ser controlados a tiempo.

Mientras que dentro de las pandemias anteriores a la Covid-19 que más daño han causado se encuentra la de influenza en 2009 y la de ébola en África que es intermitente. Aunque todo esto lleva a cuestionar si existe el riesgo de que ocurra otra de gran escala a futuro.

¿Cuándo ocurrirá la siguiente gran pandemia?

Sobre este tema, la revista PNAS publicó una investigación en donde se menciona que las pandemias son inevitables. Por desgracia son eventos que van a continuar pero ahora lo importante es lograr su contención lo más pronto posible. Mientras que otro punto es identificar cuándo ocurriría un suceso de este tipo

El mismo trabajo utilizó un modelo matemático en el que se tomaron como base las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. A partir de los brotes de enfermedades de los últimos 400 años se realizó una estimación sobre la probabilidad de que se repitan.

Lo que se menciona es que la probabilidad de que ocurra una pandemia del impacto de la causada por la Covid-19 es de dos por ciento en cualquier año. Aunque para ser más precisos, la siguiente en la humanidad tendría lugar en un lapso no mayor a 59 años. Con esto en mente, se puede inferir que en el 2079 ocurriría una emergencia sanitaria como la que se vive hoy.

La investigación también recalca que no significa que antes no puedan ocurrir otras pandemia. De hecho es probable que ocurran pero no con la fuerza, impacto y duración como la causada por la Covid-19.