Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Para un médico, uno de los momentos más estresantes y graves que puede experimentar es tener que comunicar a un paciente un diagnóstico de cáncer. Sobre todo, esto es algo que pertenece a los médicos oncólogos, quienes son los encargados de dar este tipo de malas noticias, algo que no se aprende, sin duda alguna, en las facultades de Medicina.

Muchos médicos son muy directos al comunicar el diagnóstico de cáncer aunque no es lo más habitual y la experiencia va determinando que el médico se prepare para hablar de forma tranquila y relajante cuando habla con sus pacientes para indicarle que tienen cáncer.

Los pacientes, normalmente, quieren que les acompañe un familiar

Los pacientes, muchas veces, presienten que la noticia será mala y es, por eso, por lo que quieren que un familiar les acompañe. Así que, como médico, uno de los factores más importantes es aprender a leer los sentimientos, incluso el humor del paciente y del resto de la familia.

Además, siempre debes tener en cuenta que existen diferentes tipos de pacientes. Por ejemplo, existen los que vienen a la consulta libreta en mano y lo apuntan todo y hasta graban la conversación para así conocer todos los detalles de la enfermedad. Otros llegan con artículos médicos impresos y preparados para la ocasión y luego puedes encontrar a los que no quieren saber muchos detalles y hay que preguntarles cuánto quieren conocer.

No es conveniente que reciba el diagnóstico como una bomba súbita

Lo que es ideal es que el paciente reciba el diagnóstico en un contexto de tiempo y no como una bomba lanzada de forma súbita. Es por eso fundamental que, como profesional, no seas nunca interrumpido por nada ni por nadie en esta cita tan crucial. En cuanto a la postura como profesional médico debes estar sentado y tener los ojos un poco por debajo o a la misma altura del paciente, pero nunca por encima. Por otra parte, el uso de una pizarra para hacer dibujos explicativos es un recurso muy útil para despertar la curiosidad del paciente y familiares y hacen que el diálogo y las preguntas fluyan mejor.

Por último, una muy buena idea es diseñar, junto con el paciente, un plan de trabajo para enfrentar la denominada “jornada del cáncer” y que es un plan que incluye información sobre los diversos tratamientos que se pueden suministrar, incluyendo la vida después del cáncer.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica