Cada año existe una cita para miles de médicos generales y se trata del Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM). Acuden motivados por la ilusión de convertirse en especialistas y así poder continuar con su formación profesional. También el aspecto de aspirar a mejores puestos de trabajo es otra de las motivaciones. Aunque uno de los inconvenientes es que no existen los lugares suficientes para poder recibir a todos los interesados.

Hasta la edición de 2019 se calculaba que apenas dos de cada 10 aspirantes que presentaban la prueba conseguían una plaza. Eso es bastante grave y fue uno de los factores que provocó que México recibiera la pandemia con un déficit de 77 mil especialistas.

Por su parte, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado tanto al ENARM como a los exámenes de ingreso a las universidades. Afirma que se trata de barrera que le impiden a los jóvenes poder continuar con sus estudios.

La Universidad de la Salud y el aumento de lugares en el ENARM

A raíz de lo anterior es que una de sus primeras iniciativas como mandatario fue ordenar la construcción de la Universidad de la Salud. Fue en 2020 cuando inició la primera generación de esta escuela ubicada en la Ciudad de México. Su objetivo es formar a médicos y enfermeras con un enfoque humanitario y así contar con más personal para la atención a pacientes.

Mientras que en el extremo opuesto están quienes afirman que pruebas como el ENARM son necesarias porque se necesita que las personas más capacitadas sean las que puedan convertirse en especialistas. Inclusive se utiliza como argumento que cada año existen algunos aspirantes con puntajes demasiado bajos como para pensar en obtener un lugar en una residencia.

Ahora bien, para la edición de 2020 hubo un cambio muy importante y fue el drástico aumento en el número de lugares disponibles. Por primera ocasión se duplicaron y eso permitió que de los 42 mil que presentaron la prueba un total de 18 mil 173 fueran seleccionados.

Ahora bien, después de que concluyó todo el proceso la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) ha publicado los reportes académicos del ENARM 2020. A partir de eso es que ya te compartimos tanto las universidades que tuvieron los promedios generales más altos como las que tuvieron los más bajos.

La universidad con el rendimiento más deficiente

En tanto que en las mismas estadísticas es posible obtener otros datos. Con esto en mente se obtiene que la única universidad que no tuvo al menos un alumno que aprobara el examen fue la Universidad del Sureste de Chiapas. El informe muestra que 14 de sus egresados presentaron el ENARM pero ninguno obtuvo una plaza.

Por su parte, también hay otras que tuvieron rendimientos bastante deficientes. Se trata de la Universidad del Soconusco en Tapachula, la Universidad del Sur de Chiapas, Escuela Médico-Militar de la Sedena en la Ciudad de México, el Instituto Estudiantil Técnico y Superior de Matatipac en Nayarit y el Instituto Universitario de Ciencias de Ciencias Médicas y Humanitarias de Nayarit. Cada una contó apenas con un alumno que consiguió un lugar en la residencia.